El misionero español Miguel Pajares, que murió el pasado 12 de agosto en el Hospital Carlos III de Madrid a causa del Ébola, escribió un email en julio a Obras Misionales Pontificias (OMP) para emitir un "SOS" desde el Hospital San José de Monrovia donde, según señalaba, faltaba "lo más elemental" para prevención, como guantes, máscaras o desinfectantes.

"Desde nuestro Hospital de Monrovia donde me encuentro os comparto ese SOS de nuestra ONGD Juan Ciudad. Se hacen eco de nuestras necesidades que son muchísimas. Os parecerá mentira, pero nos falta lo más elemental para prevención, guantes, vestidos aislantes, máscaras y desinfectantes, dado que no hay tratamiento específico para el Ébola. No nos digáis que la OMS, el Gobierno, etc., está todo probado y nada de nada", apuntaba en el correo, que ha sido publicado por OMP.

El padre Miguel Pajares pedía ayuda también para el Hospital de Sierra Leona y enviaba un "fuerte abrazo", aunque aclaraba que allí los abrazos están prohibidos por la enfermedad.

Unos días antes de enviar este email, el sacerdote español escribía una carta a la Delegación de Misiones de Madrid en la que revelaba el empeoramiento de su estado de salud. "Ayer me sentí mal, con fiebre y débil, la analítica dio fiebres tifoideas que comenzamos a tratar ayer tarde. La noche no ha bajado la fiebre", subrayaba.

Asimismo, apuntaba que estaban esperando que fueran a fumigar el hospital y que les habían prometido ir a hacerles un estudio general de sangre.

También mostraba su dolor e impotencia por el cierre de los hospitales. "Si todos los hospitales se cierran, ¿qué pasa con otros pacientes? Esta misma mañana a un familiar de la cocinera que tiene diabetes nadie la recibe, es el terrible drama", explicaba.

Consulta aquí más noticias de Toledo.