Un 31,4 por ciento de los adolescentes gallegos admite haber contactado con desconocidos a través de Internet y un 10,7 por ciento revela que ha quedado con personas a las que conoce exclusivamente de la Red.

Estos datos forman parte de un informe sobre el "uso problemático" de Internet entre los adolescentes elaborado por la Xunta, la Universidad de Santiago de Compostela y el Valedor do Pobo, que ha sido presentado este miércoles.

A respecto de los contactos con desconocidos a través de Internet, el encargado del estudio, el profesor Antonio Rial Boubeta, ha advertido de que estas iniciativas son "el caldo de cultivo" para el 'grooming', es decir, cuando un adulto busca ganarse la amistad de un menor para poder abusar sexualmente de él.

El estudio, basado en las respuestas de más de 44.000 menores gallegos a una encuesta, también deja patente que un 17,3 por ciento de los estudiantes de ESO ha visitado páginas web de contenido erótico y que un 4,2 por ciento han realizado apuestas en Internet pese a tratarse de una acción "ilegal" en menores de edad.

Bullying y sexting

Asimismo, un 8,9 por ciento se ha sentido "amenazado, acosado o humillado" por Internet ('bullying') y un 6,8 por ciento ha realizado activamente estas prácticas. En este punto, Rial ha matizado que este porcentaje representa "el suelo" del acoso, pues en muchos casos los jóvenes no enmarcan ciertas conductas dentro de esta denominación.

Además, cuatro de cada 100 menores gallegos han enviado fotos o vídeos de sí mismos con carga erótica o sexual, lo que se conoce como 'sexting'; y casi el mismo número ha declarado haber sido "chantajeado" con difundir contenidos suyos de este tipo.

Uso de internet, "GENERALIZADO"

En el análisis de las respuesta a este cuestionario 'online' —de carácter "voluntario, anónimo y confidencial"— se pone de manifiesto que el uso de Internet entre los adolescentes gallegos está "absolutamente generalizado", pues más del 70 por ciento utiliza la Red a diario y 13,5 por ciento lo hace durante más de cinco horas al día.

Esta cifra supone, según el profesor Rial, que aproximadamente unos 10.000 chicos de entre 12 y 17 años (de una población que supera en Galicia los 90.000) "están todo el día en Internet".

Dicho esto, tras resaltar la directora de la Axencia para a Modernización Tecnolóxica (Amtega), Mar Pereira, que los jóvenes gallegos "superan" la media estatal y europea en uso de Internet, Antonio Rial ha llamado la atención sobre que un 13,5 por ciento de los menores gallegos se conecta después de la medianoche y de que un 63,8 por ciento lo hace desde su cuarto.

Falta control parental

En el estudio también se refleja que casi el 91 por ciento de los estudiantes de ESO tiene móvil —un tercio de lo tenían antes de los 11 años—, que el 90 por ciento es usuario de 'whatsapp' y que el 93 por ciento tiene cuenta en alguna red social —el 51% en más de tres—.

De hecho, el móvil es su primera vía de acceso a Internet (81,2%), herramienta que los jóvenes gallegos utilizan fundamentalmente para acceder a la mensajería instantánea (75,3%) y a las redes sociales (66,7%).

En paralelo, Rial Boubeta ha alertado de que "la mitad de los padres no controlan" lo que hacen sus hijos en Internet, pues sólo un 51,1 por ciento limitan su acceso a la Red y un 48,1 por ciento supervisa su uso del móvil.

Dependencia de internet

Finalmente, ha destacado que el riesgo de adicción a Internet es "bajo o moderado" entre la juventud gallega, pues casi el 82 por ciento hace un uso adecuado de la Red.

En el otro extremo, un cuatro por ciento presenta signos de "uso problemático" y un 14,1 por ciento se sitúa en la franja de riesgo "medio o alto".

Ante estos datos, Rial ha aseverado que no cuenta con "evidencias" de que los usos de riesgo de la Red estén aumentando y que las cifras están en "niveles europeos".

"peor" en zonas urbanas

El objetivo del informe, que se remitirá a los centros públicos y concertados participantes con los datos de sus propios alumnos, es contar con datos "reales" sobre el uso de las nuevas tecnologías por parte de los jóvenes gallegos.

Así, 44.051 adolescentes (aproximadamente, la mitad chicos y la mitad chicas, de entornos tanto urbanos como rurales) de 183 colegios públicos y de 72 concertados han respondido a un cuestionario de 34 preguntas.

A la vista de que cubre aproximadamente la mitad de la población escolar, Rial Boubeta ha enfatizado la "representatividad" del estudio frente a la mayoría de los existentes, que se realizan sobre muestras inferiores al millar de personas.

Y, al margen de las citadas conclusiones, ha señalado que el ciberacoso suele comenzar a partir de los 14 años; y que las chicas lo sufren más que los chicos. Asimismo, ha observado que el comportamiento de los jóvenes en Internet es "peor" en las ciudades que en las zonas rurales y que hay más problemas entre los alumnos de los centros concertados.

"PREVENCIÓN"

Tras la difusión de estos datos, la directora de la Amtega ha apelado a la "educación" basada en la "prevención" para evitar la proliferación de casos desagradables en Internet y para que los jóvenes sepan "cómo actuar ante una situación indeseable o de ciberacoso".

Por su parte, el rector de la USC ha destacado la "velocidad" a la que se está superando la "brecha digital", pero ha llamado a buscar "el equilibrio" entre "el progreso" y los "conflictos" que pueden surgir de un mal uso de Internet.

En esta idea ha abundado el conselleiro de Educación, Jesús Vázquez Abad, quien ha subrayado las "posibilidades inmensas" que abren las nuevas tecnologías pero ha advertido de que "no están exentas de peligros". "No podemos vivir al margen de los avances, pero hay que hacerlo de manera responsable", ha incidido.

"PRUDENCIA"

Finalmente, el valedor do Pobo, José Julio Fernández, ha rechazado "criminalizar" o "dar una visión negativa" de Internet, pero sí ha defendido que se transmitan "valores de racionalidad, respeto y prudencia" a los jóvenes en su manejo.

"Tienen que saber que sus actos no son baladís, que tienen consecuencias, por lo que han de ser responsables y prudentes con uno mismo y con terceras personas", ha opinado, antes de advertir de que el 'bullying', por ejemplo, es "una actividad delictiva".

Además, para resaltar la "importancia" del estudio, Fernández ha señalado que distintas universidades e instituciones de distintas partes del mundo se han interesado por la metodología de este trabajo. "Está despertando admiración e imitación", ha enfatizado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.