El candidato del PA a la Alcaldía de Málaga en los próximos comicios municipales, Javier Checa, ha visitado este miércoles la barriada de La Palmilla para dar comienzo a su campaña electoral. De este modo, mientras repartía entre los vecinos una tonelada de patatas, ha declarado que si llegara a ser alcalde, "se acabarán los sueldos millonarios y el hambre de los malagueños".

"Andalucía tiene hambre, Málaga tiene hambre, hambre de progreso y de trabajo". Así ha comenzado el candidato andalucista la campaña electoral, quien ha subrayado en rueda de prensa que "el 19 por ciento de la población malagueña se encuentra por debajo del umbral de pobreza".

De este modo, Checa ha valorado la labor de 'Er Banco Güeno', y ha destacado que, "mientras sigan existiendo comedores sociales como éste, existe un problema que los políticos actuales no quieren ver y que por supuesto no están dispuestos a solucionar".

El motivo de comenzar su campaña en la barriada de La Palmilla se debe, según ha comentado, a que "pretende dejar claras sus prioridades como posible futuro alcalde", y ha detallado que éstas serán que "todos los malagueños desayunen, coman, merienden y cenen".

Asimismo, Checa ha explicado que el reparto de patatas tiene un matiz "simbólico", ya que "este alimento erradicó el hambre en el continente europeo hace más de 500 años", y ha apuntado que, en la actualidad, "existe gente que no puede costearse este alimento, algo inadmisible".

"Los que mandan tienen mucho y los mandados tenemos poco", ha alertado el candidato del PA, haciendo hincapié en que los sueldos de los representantes municipales "vienen de nuestros impuestos, de nuestros pagos de luz y de agua".

Consulta aquí más noticias de Málaga.