El misterio del yihadista que mató a Foley: se hace llamar 'John' y lidera un grupo de 4 británicos

  • El presunto asesino de James Foley, reportero estadounidense asesinado por el Estado Islámico el martes, habla inglés con acento británico.
  • Un antiguo rehén revela a 'The Guardian' que el captor de Foley se hace llamar 'John' y lideraba a otros tres británicos a los que llamaban 'The Beatles'.
  • El primer ministro de Reino Unido, David Cameron, ha asegurado que se van a redoblar los esfuerzos para frenar la emigración del país a Irak y Siria.
Un vídeo difundido este martes a través de YouTube muestra la supuesta decapitación del periodista estadounidense James Wright Foley, secuestrado en Siria en noviembre de 2012.
Un vídeo difundido este martes a través de YouTube muestra la supuesta decapitación del periodista estadounidense James Wright Foley, secuestrado en Siria en noviembre de 2012.
ZOOMIN

El presunto asesino del reportero estadounidense James Foley, cuya decapitación fue difundida en vídeo a última hora del martes en Internet, podría ser el líder de una célula británica del Estado Islámico que se encarga de retener a los extranjeros secuestrados en Siria, según han informado fuentes al diario británico The Guardian. Asimismo, el primer ministro de Reino Unido, David Cameron, que interrumpió sus vacaciones estivales el miércoles para analizar con su equipo el "estremecedor y depravado" asesinato, indicó que "cada vez parece más probable que [el encapuchado] es un ciudadano británico".

Así, Cameron, quién ya ha retomado sus vacaciones estivales en Cornualles, se reunió con el ministro de Asuntos Exteriores, Philip Hammond, y con otros altos mandos de las fuerzas de seguridad para investigar la nacionalidad del encapuchado con acento británico que asesinó a Foley, reportero estadounidense que había estado retenido desde 2012 por el grupo yihadista Estado Islámico. "Dejemos claro lo que es este acto. Es un acto de asesinato, de asesinato sin ninguna justificación", dijo el jefe del Gobierno británico a los periodistas en su residencia oficial de Downing Street tras la reunión.

En concreto, un antiguo rehén del presunto asesino de Foley ha asegurado al diario The Guardian que el captor es un ciudadano londinense que se hace llamar 'John'. Además, ha explicado que es el líder de un grupo de tres yihadistas británicos que se encargan de vigilar a los extranjeros secuestrados en la ciudad siria de Raqqa.

Esta fuente, que ha descrito a 'John' como una persona educada, inteligente y seguidora de las corrientes extremistas del Islam, ha explicado que los rehenes se referían a sus captores como The Beatles, por ser cuatro británicos. Fuentes en Siria han confirmado al diario británico esta versión, detallando que 'John' sería el encargado de negociar con las familias de los rehenes. Así, habría encabezado las negociaciones de principio de año para liberar a 11 rehenes y entregarlos a Turquía.

Expertos de la lucha antiterrorista, por su parte, han apuntado que John es uno de los 500 ciudadanos británicos que se han unido al yihadismo y han sido "brutalizados" por el Estado Islámico para combatir en Irak y Siria. Los servicios de Inteligencia británicos y estadounidenses, entre otras agencias, trabajan a contrarreloj para identificar cuanto antes al presunto asesino y reevaluar, así, la amenaza que suponen los occidentales que se han unido a la Yihad.

Scotland Yard alertó además de que el "visionado, descarga o divulgación de material extremista" puede constituir un delito en el Reino Unido bajo la legislación contra el terrorismo. Las imágenes, que están siendo retiradas de Youtube y otros portales de internet, muestran la supuesta ejecución del periodista, de 40 años y secuestrado en 2012 en Siria, un acto que ha sido condenado por colectivos musulmanes británicos.

Redoblar esfuerzos para frenar la emigración yihadista

Por otra parte, Cameron ha asegurado que aunque la posibilidad de que el encapuchado sea de nacionalidad británica le resulta "profundamente impactante", son muchos los ciudadanos del país que "han viajado a Irak y a Siria para tomar parte en la violencia extremista", por lo que sostuvo que el Gobierno deberá redoblar sus esfuerzos para impedir que otras personas continúen saliendo del país para unirse a los yihadistas. "Retirar los pasaportes a aquellos que están pensando en viajar, arrestar y perseguir a aquellos que participan en el extremismo y la violencia, retirar de internet el material extremista, y hacer todo lo que sea necesario para mantener a salvo a nuestra gente. Eso es lo que va a hacer este Gobierno", dijo Cameron.

El responsable del Foreign Office insistió, por su parte, en que la organización extremista supone una "amenaza directa" contra la seguridad en el Reino Unido. "Llevamos mucho tiempo diciendo que existe un significativo número de ciudadanos británicos en Siria e Irak que operan con organizaciones extremistas", afirmó Hammond.

El ministro británico de Exteriores, Philipp Hammond, advirtió también de que "muchas de esas personas tratarán en algún momento de volver al Reino Unido" y se convertirán en un problema para la "seguridad nacional".

Reacciones al asesinato de Foley

El Consejo Musulmán británico, que agrupa mas de 500 organizaciones, mezquitas y escuelas musulmanas en el Reino Unido, condenó la muerte de Foley a manos de extremistas del Estado Islámico (EI).

"Hoy expresamos una vez más nuestro rechazo a esa organización reprobable. Estamos horrorizados por el aborrecible asesinato de Foley, un reportero que había ido a la región para poner de relieve los abusos a los derechos humanos del régimen sirio", afirmó en un comunicado. "Condenamos sin reservas esa violencia psicópata, ya sea contra minorías, contra civiles, o contra otros musulmanes. El Estado Islámico no habla por el islam y ha sido repudiado por todos los musulmanes", afirma su nota.

El presidente estadounidense, Barack Obama, también se ha pronunciado al respecto y ha asegurado que "Un grupo como el Estado Islámico no tiene cabida en el siglo XXI".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento