Mossos patrullando
Dos agentes de los Mossos d'Esquadra patrullan en su coche logotipado. ACN

Los Mossos d'Esquadra han detenido en Lliçà d'Amunt (Barcelona) a un conductor que circuló unos 50 kilómetros sin el neumático delantero tras romper el cepo de inmovilización que le habían puesto los Mossos d'Esquadra al pararlo una primera vez por conducir drogado.

Según ha informado este martes la policía catalana, sobre las 8.30 horas del 14 de agosto una patrulla policial vio al vehículo circulando a una velocidad anormalmente reducida por la C-17 en Lliçà y al ir a auxiliarle vieron que le faltaba el neumático delantero izquierdo.

El conductor paró el coche y se puso a caminar rápido para irse del lugar al ver a la policía; según los Mossos, se había quedado sin gasolina.

Los agentes le interceptaron y comprobaron que había retirado el cepo de inmovilización del vehículo que le había puesto otra patrulla 50 kilómetros antes porque había dado positivo en drogas una primera vez.

Al practicarle de nuevo la prueba, el conductor, un vecino de Gavà (Barcelona) de 46 años, volvió a dar positivo en varias sustancias y se le instruyeron diligencias penales por conducir drogado y por un delito de desobediencia grave.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.