Dos pequeños artefactos explosivos, de fabricación casera, fueron descubiertos el miércoles y neutralizados por los artificieros en las localidades vascofrancesas de Bayona y Biarritz, informaron fuentes policiales.

El autor de una llamada anónima avisó a los bomberos sobre la presencia de sendos artefactos, agregaron las fuentes.

El artefacto de Bayona estaba en un cubo de basura cerca de la sede del Partido Socialista

Se trata en ambos casos de una pequeña bombona de gas equipada con un despertador.

La detonación del artefacto hallado en Bayona estaba programada para las 10.30 horas, pero no se produjo, y los bomberos pudieron desactivarlo a las 11.10 horas, agregaron las fuentes.

El artefacto estaba colocado en un cubo de basura, cerca de la sede del Partido Socialista (PS), en una calle que lleva a una plaza que acoge el mercado semanal.

Un centenar de personas que estaba en la plaza fue evacuado por la policía.

El otro artefacto, escondido en un seto

En Biarritz, unas 60 personas fueron evacuadas junto a la oficina de Turismo, donde el otro artefacto explosivo estaba escondido en un seto.

Una llamada anónima avisó a los bomberos sobre la presencia de los artefactos

La Subdirección Antiterrorista (SDAT) y la policía judicial de Bayona están a cargo de la investigación, precisaron otras fuentes.

Los dos artefactos, de los que por ahora no se sabe si podían funcionar o no, van a ser analizados por los expertos de la policía científica, señalaron.

A finales de diciembre pasado, un grupo anónimo se atribuyó cuatro atentados con artefactos contra un restaurante y agencias inmobiliarias y una urbanización en construcción en el País Vasco francés, y los justificó, entre otras cosas, como una denuncia contra la especulación.

Dos meses antes, un grupo denominado "Irrintzi" había reclamado la autoría de cinco intentos de atentados en varias instalaciones relacionadas con el turismo en el País Vasco francés y la residencia secundaria de la ministra de Defensa, Michele Alliot-Marie, en Ciboure.