Estas inversiones se habrían hecho gracias al dinero del apadrinamiento de niños. Un portavoz de Intervida lamentó ayer que la investigación de la Fiscalía, abierta hace cuatro años, esté perjudicando a muchos de sus proyectos y mostró su preocupación por el gran número de bajas de padrinos «ante las informaciones inciertas» sobre el uso ilícito de sus cuentas. La ONG tiene unos 400.000 socios.