La Cofradía de Pescadores del puerto de Caleta de Vélez, en el municipio malagueño de Vélez-Málaga, ha expresado su apoyo al informe sobre pesca emitido por el Parlamento Europeo, ya que, según considera el sector, este documento apuesta "por una pesca de arrastre de fondo sostenible y gestionada desde el conocimiento científico".

Así, los pescadores han resaltado en un comunicado que el informe aboga por una actividad pesquera compatible con la conservación de los ecosistemas marinos, gracias a la identificación de las zonas vulnerables y a su delimitación como zonas protegidas y restringidas para la pesca cuando se considere oportuno.

Según la cofradía, el sector de arrastre de Caleta atraviesa una situación "desastrosa" debido a la implantación de la malla de tres milímetros de grosor de hilo o torzal, "además de las continuas inspecciones, en las cuales nos hacen perder días de pesca puesto que cada una de ellas suele durar varias horas".

Los pescadores rechazan categóricamente la propuesta de la Comisión Europea de prohibir el arte de arrastre de fondo, una medida que entienden "desproporcionada y discriminatoria, ya que nuestra flota faena de forma sostenible y, en ningún caso, sobre los ecosistemas marinos vulnerables".

"Las organizaciones ecologistas no tienen ningún fundamento científico en la ofensiva lanzada hacia el sector y no tienen en cuenta la realidad de las pesquerías", añade el comunicado, que indica que los fondos donde trabajan los buques de arrastre "suponen una porción muy pequeña del océano y suelen ser de arena o fango con muy poco valor ecológico".

Además, los pescadores han señalado que al prohibir esta forma de pesca "se perderían especies como las gambas, las cigalas, los carabineros o las puntillitas; y otras, como el rape, el gallo, el lenguado, los calamares o el rodaballo serían muy difíciles de encontrar".

Rectificación de la comisaria

El sector pesquero ha solicitado también una rectificación a la comisaria de Asuntos Marítimos y Pesca de la Unión Europea, María Damanaki, respecto a las recomendaciones contra el consumo de especies de arrastre que efectuó en su blog, ya que, a juicio de los pescadores, se basan "en argumentos inciertos, que evidencian la mala fe de la responsable comunitaria de pesca contra el sector pesquero comunitario".

A modo de ejemplo, los pescadores señalan la recomendación de la comisaria de que no se consuman especies capturadas con artes de arrastre por considerarlas poco selectivas y dañinas para los fondos y ecosistemas, "y lo hace sabiendo que es un arte legal, bien regulado, sostenible, que se utiliza sobre fondos de arena, fango o limo y que permite la captura de muchas especies comerciales que de otra forma no sería posible capturar".

"Para el sector pesquero este comentario demuestra que la estrategia de Damanaki no es la de proteger los ecosistemas marinos vulnerables y limitarse a demonizar el arrastre de profundidad, como ha dicho en varias ocasiones, sino que lo que pretende es que se prohíba, en general, el arrastre en la UE", agrega la nota.

La cofradía ha expresado su "sorpresa e indignación" ante unas recomendaciones "más propias de una representante de una ONG ecologista radical que de una comisaria de Pesca de la UE", y ha denunciado "el daño y desprestigio" que causan a gran parte del sector pesquero de la UE, "así como las pérdidas económicas en nuestros barcos de arrastre y, por tanto, consecuencias sociales en los pescadores y en el resto de eslabones de la cadena comercial".

"Las cofradías, junto a demás organizaciones pesqueras, pedimos a la comisaria que reflexione sobre el daño que está haciendo al sector de arrastre y que rectifique urgentemente, dejando bien claro que el arte de arrastre es perfectamente legal y que, por tanto, las especies capturadas por el mismo también se pueden consumir sin problemas", han afirmado los pescadores.

Por último, la cofradía ha dejado claro su posicionamiento en contra de las prospecciones petrolíferas "que próximamente se autorizarán en la costa malagueña, y ante las que nos vemos obligados a dar nuestra más rotunda negativa por el daño que producen a la fauna marina, lo que nos llevaría a perder caladeros y especies comerciales".

Consulta aquí más noticias de Málaga.