Agentes de la Policía Nacional han detenido al sospechoso del incendio provocado la madrugada del pasado día 1 en la avenida de Portugal de Gijón, en el que resultaron dañadas tres motos, un vehículo y fueron afectados por el humo dos locales y un semáforo, según una nota de prensa de la Comisaría gijonesa.

El detenido, de 34 años y sin antecedentes policiales, quiso prender la motocicleta de un antiguo compañero de trabajo con el que mantenía desavenencias personales derivadas, al parecer, de su amistad común con una mujer, pero el fuego se le fue de las manos.

Según el relato policial, el día de los hechos el arrestado habría citado a su ex compañero de trabajo para tratar de hablar con él, pero como este no acudió, decidió dañar su moto al verla estacionada próxima al lugar de encuentro. El exceso de combustible vertido, y la proximidad de la moto a otros vehículos estacionados en el mismo lugar, hizo que las llamas se propagaran con rapidez y los daños fueran mayores.

Consulta aquí más noticias de Asturias.