Figuras humanas con el pecho o los genitales al descubierto situadas en balcones con vistas al templo. Así es la exposición del artista orensano Ramón Conde que ha despertado las críticas del Cabildo Catedralicio de Santiago de Compostela.

Según la nota de prensa hecha pública por la institución eclesiástica, la muestra, titulada 'O Poder' (El Poder) y repartida por distintos puntos del centro de la ciudad, atenta contra el buen gusto y "hiere la sensibilidad" de los visitantes que se acercan a la catedral, punto neurálgico del turismo en la ciudad.

El Ayuntamiento no se replantea retirar la muestra, pese a las quejas recibidas"La libertad de expresión debe respetar determinadas normas y espacios para un diálogo fructífero entre arte, cultura, sensibilidad religiosa y sentido del pudor", reclama el Cabildo, que reprocha al Ayuntamiento que no haya contado con la opinión de la comunidad religiosa antes de emplazar varias de las estatuas en la Plaza de Las Platerías al costado de la catedral.

"La queja es patética. De esta forma, se va a hablar más de mi trabajo, pero me parece absurdo y me da pena que tenga que ser por algo como esto", confiesa Ramón Conde a 20minutos. Para el autor, que acumula una larga trayectoria, la polémica no tiene sentido: "Todo el mundo conoce mi estilo. Las estatuas representan la fuerza y la expresividad. El desnudo aquí tiene un objetivo, pero ellos prefieren fijarse en los genitales. Nunca me había pasado algo así", se lamenta.

Según Conde, el Cabildo no se ha puesto en contacto nunca con él ni con el Ayuntamiento, a pesar de que el motivo de la exposición y su ubicación siempre han sido públicos. El Consistorio de Santiago no se plantea retirar la muestra, compuesta por una docena de piezas.

Las estatuas, que tratan de reflejar las relaciones de poder entre los hombres o el intento de dominar la naturaleza, permanecerá en las calles hasta el 28 de septiembre.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.