La tan temida "OPEP del gas", que amenazaba con hacer realidad las peores pesadillas de los países importadores, no será fundada durante la cumbre de los principales exportadores mundiales de gas que se celebra el 9 y 10 de abril en Doha.

"En Doha no se firmará ningún acuerdo para la creación de un cártel que regule los precios del gas", anunció hoy Víctor Jristenko, ministro de Energía de Rusia, citado por las agencias rusas.

Jristenko, que representará en Doha, capital de Qatar, los intereses de Rusia -máximo exportador mundial de gas-, agregó que antes de fundar un organismo de esa naturaleza debe prepararse y firmarse un memorándum.

Fuentes diplomáticas árabes informaron a mediados de marzo a la prensa rusa de que los principales exportadores de gas se proponían crear la "OPEP del gas" en Doha.

Según esas informaciones, la nueva organización, a imagen y semejanza de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), sería creada por Rusia, Irán, Venezuela, Argelia y el país anfitrión, Qatar.

La ceremonia debería tener lugar en el marco de la reunión en del Foro de Países Exportadores de Gas (FPEG), la organización que garantiza la estabilidad de los suministros desde su creación en 2001.

Un puñado de países controla el suministro mundial

Los miembros del FPEG -Rusia, Irán, Argelia, Indonesia, Brunei, Turkmenistán, Malasia, Nigeria, Qatar y Omán-, poseen el 70 % o de las reservas mundiales de gas y controlan el 42 % del gas que se comercializa anualmente en el mundo.

El líder Supremo de la República Islámica de Irán, ayatolá Ali Jamenei, propuso en enero al secretario del Consejo de Seguridad del Kremlin, Ígor Ivanov, la creación de una nueva organización para coordinar los precios del gas en el mercado internacional.

El comisario europeo de Energía asegura que el nuevo cártel "podría estrangular el mercado gasista" y frenar las inversiones de UE en el sector

Durante su conferencia anual en el Kremlin, el presidente ruso, Vladímir Putin, calificó de "interesante" la idea de fundar una organización de gas análoga a la OPEP, y negó que se trate de crear "una especie de cártel".

El ministro de Petróleo y Energía de Venezuela, Rafael Ramírez, expresó su pleno apoyo a los planes de crear una nueva organización que acoja a los exportadores de gas, al considerar que sería un complemento para la OPEP.

Venezuela ya formó recientemente con Argentina y Bolivia la Organización de Países Productores y Exportadores de Gas de América del Sur (OPPEGASUR) para "regular los precios" y lograr unas tarifas "justas".

En la misma línea, el presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, aseguró que la idea "merece ser examinada y discutida con todos los interesados".

Rechazo de la UE

El 20 de marzo el comisario europeo de Energía, Andris Piebalgs, manifestó en Budapest que la Unión Europea (UE) no sólo no apoya la creación de una eventual "OPEP del gas", sino que pidió explícitamente a los interesados que no lo hagan.

Además, aseguró que el nuevo cártel "podría estrangular el mercado gasista" y frenar las inversiones de UE en el sector.

La UE es especialmente sensible a todo lo que afecte los suministros del gas desde que a principios de 2006 Rusia cerró el grifo en los gasoductos durante un conflicto de precios con la vecina Ucrania, circunstancia que se repitió con Bielorrusia hace unos meses.

Estados Unidos también se opone a la idea, más aún cuando su promotor es Irán, cuyo régimen se encuentra involucrado en una crisis internacional debido a sus ambiciones nucleares.

Los importadores temen que la nueva organización siga la misma senda que la OPEP tomó en 1973, año en que los productores de petróleo comenzaron a dictar las condiciones de la producción y los precios del crudo a nivel internacional.

Según algunos analistas, la creación de una "OPEP del gas" es poco viable, si se tiene en cuenta que los contratos para el suministro del gas son siempre a largo plazo, lo que dificulta la manipulación de precios.