El Instituto de Biomedicina y Biotecnología de Cantabria (IBBTEC) ha recibido una ayuda de 1,2 millones de euros de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) para desarrollar un estudio sobre el cáncer de tiroides.

El proyecto 'Nuevas dianas moleculares en la ruta Ras-ERK: potencial terapéutico en el cáncer de tiroides' está dirigido por el investigador del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Piero Crespo.

La cuantía económica recibida por el IBBTEC para este estudio corresponde a una de las tres ayudas de 1,2 millones de euros que adjudica cada año la AECC a grupos consolidados de investigación oncológica.

Así lo ha indicado este jueves el presidente del CSIC, Emilio Lora-Tamayo, durante la renovación del convenio que el Consejo mantiene con la Universidad de Cantabria (UC) y la Sociedad de Desarrollo Regional de Cantabria (Sodercan) para el mantenimiento y regulación de este centro mixto.

Lora-Tamayo ha rubricado este convenio junto con el rector de la UC, José Carlos Gómez Sal, y el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio del Gobierno de Cantabria y también consejero delegado de Sodercan, Eduardo Arasti.

El presidente del CSIC ha explicado que con esta firma se renueva el convenio que databa de 2007, cuando el IBBTEC sólo era un proyecto y no una realidad —los investigadores trabajaban en las instalaciones de la Facultad de Medicina.

Mientras que ahora, a lo largo de un nuevo y "minucioso" convenio, Lora-Tamayo se recoge la ya existencia del Instituto, se regula su funcionamiento y se desglosan "cada uno de los avatares" que tiene el IBBTEC en la actualidad, así como los que puedan surgir en le futuro.

"pistoletazo de salida absoluto"

Por su parte, el rector de la UC ha considerado la renovación de este convenio como el "pistoletazo de salida absoluto" para que este Instituto ponga el "funcionamiento de crucero" para poder desarrollar todas sus actividades y proyectos.

Gómez Sal ha reivindicado que "si el IBBTEC tiene sentido es gracias a sus investigadores", que "lo están haciendo muy bien y —ha augurado, si pueden, lo harán mejor todavía".

Mientras que Arasti ha ensalzado que el IBBTEC es el "éxito del esfuerzo" realizado por el CSIC, la UC y Sodercan para que el Instituto fuese una realidad, un trabajo conjunto que demuestra que "juntos se pueden hacer muchas cosas, pero separados casi nada".

Asimismo, el consejero ha indicado que la investigación y la innovación en la medicina es un eje estratégico de Cantabria, por ello el Gobierno apoya no sólo al IBBTEC, sino también el IDIVAL, así como a empresas de la rama que se quieran instalar en la región.

En este sentido, ha destacado que Sodercan apoya a una empresa que se ha instalado en el edificio del IBBTEC y que el primer laboratorio privado de medicina personalizada.

IBBTEC

El Instituto de Biomedicina y Biotecnología de Cantabria trabaja en dos líneas de investigación principales: Microbiología y Señalización Celular.

El departamento de Microbiología y Genómica se centra en el estudio de motores moleculares, intergenómica, brucelosis, ingeniería de proteínas y genómica y bioinformática, entre otros aspectos.

Por su parte, el departamento de Señalización Celular y Molecular investiga procesos moleculares asociados al cáncer, farmacología, enfermedades inflamatorias crónicas y autoinmunes, así como la regulación de la expresión de los genes durante el desarrollo, entre otros campos.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.