La empresa catalana Cata ha elevado su oferta por Fagor Electrodomésticos a 21,3 millones de euros, lo que supone una mejora respecto a la oferta inicial de 5,1 millones de euros e incluye un adelanto de los pagos previstos y una aportación de garantías bancarias "de primer nivel".

Según ha informado la compañía en un comunicado, también ha mejorado su oferta en materia de empleo, llegando a unos 1.600 trabajadores en Euskadi, con unos 703 trabajadores directos y 897 trabajadores indirectos, que prestarán sus servicios a través de los acuerdos con las empresas subcontratadas para ofrecer al consumidor un "impecable Servicio Técnico, un cuidado Servicio de Atención al Cliente y otras actividades diversas, que le garanticen el mejor servicio posible a todos los clientes y usuarios de estas marcas".

El aporte salarial en la zona, según sus datos, será de más de 43 millones de euros anuales, así como otro volumen de trabajo que aportarán los proveedores de Gipuzkoa y Bizkaia necesarios para llevar a cabo el proceso de producción tanto en subproductos como en componentes.

En la mejora de oferta presentada se detallan otras inversiones necesarias para la viabilidad y futuro de la actividad, que se estiman en unos 58,4 millones de euros, que básicamente contempla un gasto previsto en inmovilizado de 7 millones y la inversión en circulante para mantener la actividad de 51,4 millones de euros.

La propuesta garantiza la continuidad de las marcas Fagor, Edesa, Aspes y Splendid, así como de la Red de Asistencia Técnica y garantía en todas las líneas de producto (frío, lavado, cocción, pequeño aparato electrodoméstico y Confort).

El grupo catalán Cata, Cevital y Ecomac se mantienen en la puja por distintos activos de Fagor Electrodomésticos, después de que la italiana Ariston se haya desmarcado, al no presentar ninguna oferta mejorada, según han manifestado a Europa Press fuentes cercanas al proceso concursal.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.