Analistas Económicos de Andalucía, sociedad de estudios perteneciente al Grupo Unicaja, ha elevado la previsión de crecimiento de la economía andaluza en tres décimas, por lo que se prevé un incremento del Producto Interior Bruto (PIB) andaluz del 1,4 por ciento para este año, lo que se estima una décima superior a la media española (1,3 por ciento).

Así se desprende del informe 'Previsiones Económicas de Andalucía', correspondiente a verano de 2014, presentado este viernes por el consejero delegado de Analistas Económicos de Andalucía, Francisco García Navas, y la coordinadora de dicho informe, Felisa Becerra. Esta revisión respecto a la anterior publicación del trimestre pasado es "consecuencia de una mayor aportación esperada de la demanda regional".

En concreto, en el documento se estima que el gasto en consumo de los hogares experimente un crecimiento anual del 1,5 por ciento, la inversión también podría dar muestra de recuperación y "podría crecer un 0,7 por ciento"; mientras que el gasto de las administraciones públicas moderaría su caída hasta el uno por ciento.

Respecto a los sectores productivos, los expertos esperan que todos contribuyan a este crecimiento, excepto la construcción, que caería sobre un 0,8 por ciento; aunque destacan los incrementos de la agricultura (3,3 por ciento) e industria que, tras tres años de caída, registraría un aumento del tres por ciento. No obstante, el crecimiento previsto del 1,2 por ciento en el sector servicios "es lo más relevante, puesto que representa dos tercios del PIB andaluz".

En cuanto al mercado laboral, Analistas espera que el crecimiento del empleo se sitúe en el 0,6 por ciento para este año, "sobre todo fundamentado en la mejora del empleo agrario, como ha ocurrido en los primeros meses del año", pero también en otros sectores, como industria y servicios, que se mantendría "estable o crecería incluso alguna décima en el conjunto del año".

Así, ha explicado que este crecimiento del empleo vendría acompañado de un descenso en el número de parados del cuatro por ciento, por lo que la tasa de paro se situaría en el 35,1 por ciento, "algo más de un punto inferior al promedio de 2013", ha indicado Becerra, quien ha apuntado que "los datos están mostrando una mejor trayectoria del empleo".

Las previsiones para 2014 apuntan a una generalizada mejora de la actividad económica, siendo Huelva y Málaga las provincias que podrían registrar un mayor crecimiento anual de la producción, con variaciones del 1,7 y 1,6 por ciento, respectivamente. En cuanto a Jaén y Granada, tendrían un aumento del 1,5 por ciento, superior al 1,4 previsto para el conjunto andaluz; mientras que el resto "tendría crecimientos más moderados y por debajo del promedio regional".

No obstante, Becerra ha señalado que "no debemos perder de vista que persisten aún retos muy importantes y riesgos", aludiendo a la tasa de paro, la deuda pública y las bajas tasas de inflación; aunque "en general todos los indicadores que se vienen publicando desde mediados de 2013 y en estos primeros meses de 2014, parecen apuntar a esa prolongación de mejora gradual, paulatina, aunque nos pueda parecer lenta, pero una recuperación al fin y al cabo de la actividad económica".

García Navas ha apuntado que aunque el crecimiento "aún es débil" y está sujeto a "incidencias de cualquier 'shock'" económico y político, "tenemos que ser relativamente optimistas".

EVOLUCIÓN

Así, el informe se hace eco de cómo la actividad económica "sigue en una senda de recuperación", a pesar de esos "riesgos". En este contexto, en la economía española, se ha visto esta evolución "gradual" de la actividad, lo que ha llevado a que la mayoría de los organismos hayan revisado al alza las perspectivas de crecimiento. Desde el punto de vista regional, la trayectoria, según Becerra, es muy similar a la de la economía nacional, con un crecimiento del PIB en Andalucía en el primer trimestre de 2014 del 0,7 por ciento —en relación con el trimestre anterior—.

Así, "son tres trimestres consecutivos en los que la actividad económica regional ha contabilizado tasas de variación positivas", han apuntado, indicando que a nivel regional y en términos interanuales, el PIB creció un 0,7 por ciento, siendo "la primera tasa interanual positiva desde el segundo trimestre de 2008".

Becerra ha destacado "el cambio en la composición del crecimiento de la demanda", indicando que "la aportación de la demanda interna, que venía siendo negativa a lo largo de la crisis, ha supuesto una contribución positiva al crecimiento de 0,9 puntos porcentuales, lo que ha conseguido contrarrestar la aportación negativa de 0,2 puntos de la demanda externa".

En este sentido, ha indicado que en el primer trimestre de 2014 se vio "una recuperación de la demanda interna", apuntando que destaca el crecimiento del consumo de los hogares, en un 1,5 por ciento en términos interanuales; mientras que el gasto en consumo de las administraciones públicas también creció, un 0,5 por ciento. La inversión "sigue descendiendo, aunque a menor ritmo que los últimos trimestres".

Las exportaciones de bienes y servicios siguen creciendo en el primer trimestre (1,5%), "aunque a menor ritmo", pero las importaciones "también están repuntando, en parte como consecuencia de esa recuperación de la propia demanda interna". Todas las provincias andaluzas mejoraron su actividad económica en el primer trimestre de 2014, sobre todo Huelva (1,2%), Jaén (1,1%), Málaga (1,0%) y Granada (0,8%).

En cuanto al mercado de trabajo, los últimos datos de la EPA reflejan un crecimiento en Andalucía del 2,6 por ciento en términos interanuales, "el primer aumento desde el segundo trimestre de 2008". Este crecimiento se ha debido "fundamentalmente al sector agrario". "Si lo descontásemos, el empleo habría descendido", ha dicho Becerra.

Evolución por sectores.

El agrario y el turismo

Agricultura y servicios han crecido respecto a los últimos meses de 2013; mientras que industria y construcción han descendido de nuevo. En términos interanuales, todos los sectores han crecido en los primeros meses del año, excepto la construcción, donde, no obstante, "hay indicadores que empiezan a mostrar una recuperación, como la licitación oficial".

El sector agrario destaca, sobre todo la recuperación de la campaña de la aceituna. Éste ha crecido un 9,7 por ciento en términos interanuales, lo que supone una aportación de 0,5 puntos al crecimiento del PIB; mientras que la industria y servicios han contribuido en 0,2 puntos, cada uno, según los expertos. En el sector servicios, la actividad turística sigue siendo la rama más destacable.

En este sentido, el Indicador Sintético de Actividad Turística elaborado por Analistas Económicos de Andalucía reflejaba en el conjunto de 2013 un crecimiento anual del 0,8 por ciento, y para el conjunto de 2014 anticipa "un crecimiento de en torno al 2,5 por ciento tanto para Andalucía como para España". Así, han destacado, en los primeros meses del año en Andalucía, no así en España, la demanda interna ha cobrado importancia en la actividad turística y en las pernoctaciones hoteleras.

Esta actividad se refleja en el mercado laboral, en cuanto a la afiliación a la Seguridad Social en actividades vinculadas a la hostelería y agencia de viajes, con un incremento del 4,9 por ciento en los cinco primeros meses del año. El empleo creció en seis de las ocho provincias andaluzas —excepto Sevilla y Cádiz— en el primer trimestre, lo que conlleva una menor tasa de paro, con la excepción de las provincias sevillana y gaditana, donde alcanza niveles del 33,9 y del 43,2 por ciento, respectivamente.

Consulta aquí más noticias de Málaga.