Bioparc Valencia ha adaptado sus protocolos a las necesidades de los animales en la época estival y esta semana excepcionalmente tórrida el equipo de cuidadores del parque ha puesto en marcha unas acciones especiales para combatir la ola de calor, como zumos congelados y helados gigantes, según ha informado el parque en un comunicado.

Esta mañana, los animales del zoo han encontrado en sus recintos exteriores suculentas sorpresas en forma de helados gigantes. El objetivo del equipo técnico de Bioparc es garantizar el bienestar de los animales y en estos días de bochorno es necesario refrescarlos. Se trata de una acción excepcional que, además, supone "un enriquecimiento ambiental y un aliciente para los animales".

Colocados estratégicamente por los cuidadores, chimpancés y gorilas recibían sorbetes de frutas y verduras. Colgados de las ramas de los árboles con cuerdas o escondidos por los rincones, estos grandes primates no han tardado en descubrirlos y han sorprendido al numeroso público con su inteligencia y habilidad para cogerlos y comenzar a degustarlos.

Cada especie ha podido saborear su manjar preferido. Las nutrias, por ejemplo, jugaban con sus polos rellenos de pescado, mientras que las jirafas, más temerosas, se acercaban con cuidado a olisquear la "novedad". Los imponentes elefantes han aprovechado su fuerza para romper en mil pedazos los bloques de hielo y acceder fácilmente a las apetitosas frutas y verduras.

Además, enmarcado dentro del protocolo de actuación de verano también se adoptan otras medidas como un programa de nutrición especial, en el que los veterinarios modifican las dietas y todas las especies reciben una alimentación con un menor aporte calórico. Los herbívoros y omnívoros incrementan su ración de verduras frescas, frutas y líquidos.

Asimismo, prácticamente todos los recintos disponen de medidas especiales para combatir el calor. La manada de elefantes, los rinocerontes, las cebras con sus potros nacidos esta primavera, los búfalos y potamoqueros y muchos de los habitantes de la sabana cuentan también con el suministro de una lluvia fina varias veces al día.

También hay zonas sombreadas naturalmente. El diseño de "zoo-inmersión" incorporó vegetación autóctona en los ecosistemas recreados combinada con jardinería propia de las latitudes mediterráneas. De este modo, los animales pueden disfrutar en el exterior de zonas de sombra para descansar.

Más chapuzones

Los animales incrementan sus chapuzones. En Bioparc el agua en forma de ríos, lagos o charcas es un elemento fundamental y los animales comienzan sus baños a primera hora de la mañana. Ya es característica del parque la preciosa estampa de los elefantes disfrutando de un baño en familia bajo la cascada.

Del mismo modo, se presta especial atención a los ejemplares más jóvenes. Las crías, al igual que en los humanos, son los que más notan la variación del termómetro y, por tanto, a quienes afecta de manera más directa.

Por ello, el equipo técnico refuerza los cuidados y la atención de Ebo, los pequeños lemures, las crías de jirafa, los potros de cebra o el oricteropo entre otros. Se trata de aumentar el control de los pequeños, aunque sus madres instintivamente se ocupan de ellos dirigiéndolos a las zonas de sombra, o bien, incitándoles al baño.

Consulta aquí más noticias de Valencia.