La portavoz del Consell y titular de Educación, Cultura y Deporte, María José Català, ha señalado este viernes, sobre las críticas lanzadas por empresarios alicantinos a la alcaldesa de la ciudad, Sonia Castedo, que han hecho empresarios, que el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, "ha aplicado la línea roja en los cargos que dependen orgánicamente de él".

Català se ha expresado en estos términos en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell al ser preguntada por la petición de "contundencia" y de "tolerancia cero" ante la corrupción por parte del presidente de la Confederación Empresarial de las Pymes alicantinas (Cepyme), Cristóbal Navarro, quien criticó las presuntas injerencias de Castedo, imputada en el 'caso Brugal'.

La portavoz del Consell ha indicado que el Gobierno valenciano y el 'president' "siempre han ejercicio una tolerancia cero frente a los casos de corrupción" y, en los nombramientos que dependen de él, "se ha aplicado la línea roja" para que los ciudadanos no tengan "ninguna sospecha en altos cargos en la gestión de los recursos públicos".

Respecto a los cargos no dependen orgánicamente del jefe del Consell, como los diputados autonómicos y provinciales o los concejales, ha señalado que "es una circunstancia distinta", porque "compete al ámbito del partido".

María José Català ha reivindicado que el Ejecutivo valenciano es "el más comprometido con la tolerancia cero contra la corrupción porque es lo que piden los ciudadanos en estos momentos".

Inquirida por la imagen que se da de la Comunitat, ha respondido que "merece que todas las defendamos" y, al respecto, ha insistido en que el Gobierno de Fabra es "es el que aplica la mayor política de tolerancia cero contra la corrupción y así lo hemos demostrado".

Ikea alicante

Preguntada por la Actuación Territorial Estratégica (ATE) de Alicante donde se prevé ubicar Ikea, Castedo ha explicado que esta figura cuenta con "todos los informes favorables" y es "independiente" del Plan Rabassa que está "sujeto a una decisión judicial".

Al respecto, ha indicado que el empresario Enrique Ortíz, en el caso de que el Tribunal Supremo le de la razón, deberá decidir entre el Plan Rabassa o la ATE Alicante Avanza". "Es un tema técnico y no tenemos nada que decir", ha resaltado.

"La ATE está bien presentada, avalada y no hay una casuística que podamos entender que es susceptible de mala praxis", ha dicho Català, quien ha añadido que desde el Consell acatarán todas las decisiones.

"incidencia" de elisa díaz

Por otra parte, preguntada por la declaración como imputada de la diputada autonómica del PP Elisa Díaz tras ser denuncia por una supuesta agresión a una ciudadana británica, Català ha reiterado que "el acta de diputada autonómica es personal, pertenece a esa diputada". Asimismo, ha indicado que trabajarán con Díaz con ella sobre "esta incidencia para que se solvente lo antes posible y el presidente le comunicará lo que opina sobre la cuestión".

Preguntada si ella dejaría su acta si fuese Elisa Díaz, la portavoz del Consell ha eludido ponerse "en la piel de otra persona". "El acta es personal y ella tiene que decidir sobre la misma", ha dicho, y ha añadido que "su cargo está siempre a disposición del presidente".

Consulta aquí más noticias de Alicante.