El Gobierno de Extremadura prevé que el Producto Interior Bruto (PIB) de la comunidad registre un crecimiento del 2 por ciento en el año 2015.

Una previsión que ha avanzado el consejero de Hacienda y Administración Pública extremeño, Clemente Checa, durante una comparecencia que ha protagonizado en una sesión conjunta de las comisiones de Administración Pública y de Hacienda y Presupuestos el Parlamento regional para informar sobre las líneas generales de actuación de su consejería.

En su intervención, Checa ha avanzado que para 2015, el Gobierno extremeño elaborará unos "presupuestos realistas, respetando el equilibrio entre ingresos y gastos públicos", y "no superando el objetivo del déficit marcado en el 0,7 por ciento del PIB regional", todo ello con el objetivo de "crear un clima de revitalización económica".

Checa ha señalado que, tal y como anunció el presidente extremeño hace unas semanas, el Ejecutivo regional "trabaja ya" en una reforma fiscal, que contempla bajadas del IRPF en un 15 por ciento de media para los contribuyentes con rentas inferiores a 24.000 euros, una rebaja que supondrá un ahorro de 26 millones de euros.

La reforma fiscal recoge además la "eliminación progresiva" del céntimo sanitario, que en el año 2015 supondrá un ahorro de 8,7 millones de euros, así como la "supresión del canon de saneamiento" que ha cifrado en 17 millones de euros. También se contempla una reducción del 50 por ciento de los impuestos y tasas autonómicas a las empresas a industrias que se instalen en Extremadura.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.