Vecinas de Lavapiés lanzan una campaña para denunciar el acoso sexista en calles y bares

  • #Nomellamonena es una serie fotográfica de protesta contra el acoso callejero a las mujeres, las lesbianas y las transexuales en Madrid.
  • La campaña está inspirada en el trabajo de una muralista de EE UU.
  • "No me llamo nena, me llamo Elena" o "Tu opinión sobre mí no me interesa" son algunos de los lemas de los carteles que sostienen las fotografiadas.
Vecinas de Lavapiés posan con mensajes para denunciar el acoso en las calles contra las mujeres, las lesbianas y las transexuales.
Vecinas de Lavapiés posan con mensajes para denunciar el acoso en las calles contra las mujeres, las lesbianas y las transexuales.
NOMELLAMONENA

Un grupo de vecinas de Lavapiés ha abierto un blog para difundir su campaña #Nomellamonena de denuncia contra el acoso a las mujeres, lesbianas y trans en la ciudad de Madrid. La protesta consiste en una serie fotográfica protagonizada por ellas mismas en la que posan sosteniendo carteles con mensajes impresos contra el acoso.

La provocadora cruzada está inspirada en el trabajo de la muralista estadounidense, Tatyana Fazlalizadeh. Esta artista fotografía a mujeres reales, después las pinta a lápiz en murales y los pega en fachadas de edificios. Bajo sus dibujos se leen lemas contra la objetivización del cuerpo de la mujer, así como en contra de los prejuicios sobre cómo deben comportarse las mujeres en los espacios públicos, criticando sobre todo la obligación de sonreír a los desconocidos.

En su versión madrileña, los mensajes que lanzan las mujeres de Lavapiés son, entre otros: "No me llamo nena, me llamo Elena", "mi cuerpo no quiere tu opinión"  o "mi forma de vestir no es una invitación a tu mirada". Así como "las mujeres no salimos a la calle para tu entretenimiento" o "tu opinión sobre mí no me interesa nada". En otras fotos se lee "¿nos conocemos? Pues no me toques cuando me hablas. Ten cuidado" o "no quiero tu piropo. Quiero que te mueras".

De esta forma ellas denuncian micromachismos extendidos en la sociedad como el piropeo sexual o la invasión del espacio personal de las mujeres. Las imágenes de Lavapiés han cruzado las fronteras del barrio hacia otras zonas de la capital como Vallecas, donde han aparecido pegadas en las paredes.

Ecos de la campaña en Internet

Una de las protagonistas de las fotografías ha explicado a 20minutos.es que ella prestó su imagen para colaborar con la que considera "una estupenda manera de denunciar el acoso y la violencia en las calles y los bares contra las mujeres".

Son varias las páginas de Internet que se hacen eco de #Nomellamonena, también presente en las redes sociales, Twitter y Facebook. Estos días se pueden leer mensajes de apoyo, del estilo de "me visto como quiero, cuando quiero, donde y para/con quien quiero. Y eso no me debería exponer". Pero también duras críticas.

Las protagonistas incluso han detectado una contracampaña que utiliza las mismas imágenes cambiando los mensajes de los carteles con lemas opresivos para la mujer. Estas manipulaciones, en su opinión, dan más sentido si cabe a su lucha contra el abuso machista y demuestran que el mensaje ha llegado justo donde debía de llegar.

El colectivo que impulsó #Nomellamonena es el mismo que  ha empapelado las paredes del barrio de Lavapiés en el último año con mensajes de protesta contra el acoso sexual. Además, sus socias celebraron recientemente una manifestación nocturna (estilo reclaim the streets) para visibilizar su lucha. Sin embargo, ellas prefieren no figurar, no dar sus nombres, porque consideran que con su anonimato representan mejor a todas las mujeres que no aparecen en las fotos pero sufren situaciones de acoso cotidianamente en las calles de las ciudades.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento