Angelo Bagnasco
Angelo Bagnasco durante la misa del Domingo de Ramos en Génova. (Luca Zennaro / Efe) Luca Zennaro / Efe

El presidente de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI), Angelo Bagnasco, que el fin de semana desató una polémica por sus declaraciones contra las parejas de hecho, está bajo protección policial desde el martes, han informado fuentes oficiales.

La decisión de colocar una escolta al presidente de la CEI fue tomada tras aparecer el lunes un escrito en las puertas de la catedral de Génova, donde es arzobispo, en el que se leía: "Bagnasco vergüenza".

"Hoy se decidirá cuál es la medida que se adoptará para tutelar a monseñor Angelo Bagnasco. De momento, como medida provisional, hemos acordado colocar un policía al arzobispo", ha explicado el jefe de policía de Génova, Giuseppe Romano.

Incesto y pederastas

El pasado viernes Bagnasco desató una polémica cuando dijo que existía un peligro si se aprueba el proyecto de ley presentado por el Gobierno para regular los derechos de las parejas que conviven.

"¿Por qué decir que no a varias formas de convivencia, a crear figuras alternativas a la familia? ¿Por qué decir que no al incesto de un hermano y una hermana que viven juntos y tienen hijos en Gran Bretaña? ¿Por qué decir que no al partido de pederastas en Holanda?", dijo Bagnasco.

Sobre la pedofilia, haga limpieza en casa

Y añadió: "hay que tener en cuenta que estas aberraciones están ya presentes, al menos en brotes iniciales", por lo que dijo que "si cae el criterio antropológico de la ética sobre la naturaleza humana" será difícil "decir no" después.

Sus palabras recibieron de inmediato las críticas de diferentes sectores, entre ellos el Gobierno, cuya ministra de Igualdad de Oportunidades, Barbara Pollastrini, autora de la ley, dijo estar "estupefacta".

También fue criticado por el presidente honorario de Arcigay y parlamentario de Demócratas de Izquierda, Franco Grillini, quien dijo a Bagnasco: "Sobre la pedofilia, haga limpieza en casa".