El metro sufre una avería cada tres días, sobre todo en las líneas 6, 7 y 5
Inmensa. Pese a lo grande que es, la estación de Chamartín es cómoda y sencilla de utilizar.(Jorge París)
El metro de Madrid se avería. El representante de los usuarios del transporte público, Eustaquio Jiménez, ha contabilizado en los tres primeros meses del año hasta 27 «incidencias graves», que son las que obligan a interrumpir el servicio. El suburbano madrileño sufre una avería cada tres días.

 

Jiménez señala tres líneas como las más afectadas: la  6 (circular), con doce incidencias, seguida de la 7 (Pitis-Las Musas), con cinco, y la 5 (Casa de Campo-Alameda de Osuna), con dos interrupciones graves.

El representante de los usuarios compareció ayer con el comité de empresa de Metro para rogar a los viajeros «que no agredan a los trabajadores» y que no se crean la tesis del sabotaje con la que, a su parecer, la Comunidad intenta trasladar a otros su culpa en las averías.

Les gritan «saboteadores»

El comité de Metro denunció ayer que la teoría del sabotaje de la Consejería de Transportes sólo crea «crispación» y que ahora mismo «es peligroso llevar un uniforme de Metro». De hecho, aseguran que los trabajadores son insultados a gritos de «saboteadores» y «sinvergüenzas» cada vez que hay una mínima incidencia, que algunos han sufrido zarandeos y que un conductor de la Línea 1 recibió en la cara un puñetazo de un viajero.

La Comunidad ha encargado un informe a una consultora británica sobre sus denuncias de sabotaje. Los sindicatos creen que las averías se deben a la escasez de personal de mantenimiento. «En diez años hay 800 trenes más y 100 operarios menos de mantenimiento», dicen.

Paros en el metro el día 10 de abril

El 10 de abril se cumple un año del accidente que costó la vida a dos operarios del metro que realizaban trabajos en el tendido eléctrico. El sindicato Solidaridad Obrera (que representa a 600 de los 6.200 trabajadores) ha convocado paros de 5.50 a 7.50 h y de 19.00 a 21.00 h para pedir mejoras en la seguridad de los trabajadores nocturnos.

Metro dijo ayer que ha encargado un estudio para mejorar dicha seguridad. El resto de sindicatos no se suman al paro. Por este accidente hay cuatro directivos de Metro imputados por un posible homicidio involuntario.

La nueva macroestación de Chamartín es cómoda y luminosa, pero fría

Faraónica. Así es la nueva estación de Chamartín, que conecta la Línea 1 con la 10 del metro y con el tren. Son 35.000 metros cuadrados, en cuatro plantas, y ha costado 188 millones. La usarán 60.000 personas cada día. Esta Línea 1 se prolongará antes de mayo a las estaciones de Pinar de Chamartín y Parque de Santa María, donde conectará con la 4.

La estación, a examen

Utilidad: Los usuarios de la Línea 1 del metro se ahorrarán un transbordo para coger el tren en Chamartín.

Señalización: Novedosa y clara, la que está fija; pero  insuficiente, pues todavía hay carteles a bolígrafo.

Funcionalidad: Pese a sus cuatro plantas, su diseño hace que sea muy cómodo el transbordo a la Línea 10 y al tren. Ascensores amplios.

Confort: La estación, la más grande del metro, es luminosa, pero heladora. Está decorada con un enorme telón electrónico que recuerda a una cascada.