Al menos 89 civiles (entre ellos muchos niños) murieron y 42 resultaron heridos este martes en un ataque suicida en un mercado con un vehículo cargado de explosivos en la provincia suroriental afgana de Paktika, informó una fuente oficial.

El ataque ocurrió a mediodía hora local en un concurrido mercado del distrito de Orgun, dijo el gobernador de la zona, Mohamed Reza Kharoti, quien añadió que entre los muertos se encuentran muchos niños, aunque no concretó la cifra.

Kharoti indicó que el mercado se encontraba lleno de gente que hacía compras de Ramadán y se preparaban para la fiesta de Eid al Adha o Fiesta del sacrificio, la mayor festividad para los musulmanes.

En 2014 ha habido un 17% más de muertes por atentado en Afganistán que en 2013Los atentados suicidas son, junto a los artefactos explosivos improvisados (IED, siglas en inglés), los métodos más recurrentes de los talibanes para atacar a las fuerzas afganas e internacionales, aunque en la práctica causan un elevado número de víctimas civiles.

Además, dos empleados del Palacio Presidencial murieron y siete resultaron heridos por la mañana en la explosión de una bomba al paso del vehículo en el que viajaban en las afueras de Kabul.

En los seis primeros meses de este año, en Afganistán perdieron la vida 1.564 civiles, un 17% mas que en la primera mitad de 2013, mientras que los heridos fueron 3.289, un 28% más.

Preocupación por el país

Los datos muestran una preocupante situación en el país asiático después de que el año pasado las fuerzas de seguridad afganas se hicieran responsables de la seguridad ante la retirada paulatina de la ISAF.

La misión de la OTAN en el país asiático, la ISAF, concluirá al finalizar 2014, pero Washington ha anunciado que mantendrá unos 9.800 soldados en el país hasta completar su salida total a finales de 2016.