Llegan por primera vez a Londres las 'foto-mentiras' de Fontcuberta

  • El Museo de la Ciencia de la capital británica expone 'Más raro que la ficción', la primera antología en la ciudad del fotógrafo catalán.
  • La colección presenta las realidades ficticias científicas, botánicas, zoológicas, arqueológicas y etnográficas creadas por el artista.
  • Ganador en 2013 del Premio Hasselbald y en 1998 del Nacional de Fotografía, para Fontcuberta "el buen fotógrafo es el que miente bien la verdad".
Fontcuberta realizó la serie "Milagros & Co" para narrar el viaje a un monasterio de Finlandia donde los monjes son capaces de hacer milagros
Fontcuberta realizó la serie "Milagros & Co" para narrar el viaje a un monasterio de Finlandia donde los monjes son capaces de hacer milagros
© Joan Fontcuberta

El esqueleto fosilizado de una sirena asoma bajo una duna de arena, un murciélago con un cuerno en la frente vigila en la noche, un sacerdote de un remoto monasterio de Finlandia hace surf sobre un delfín... Por mucho que la razón niegue la verdad de las imágenes, todas ellas tienen el mismo aire de realidad y no nos llevan a la estéril discusión sobre los efectos o la manipulación sino al mucho más gozoso debate sobre las realidades ficticias.

Para Joan Fontcuberta (Barcelona, 1955), "toda fotografía es una ficción que se presenta como verdadera" y, pese a lo que nos dice la cultura del documento, las fotos mienten siempre porque está en su naturaleza interpretar lo que muestran. "Pero lo importante no es esa mentira inevitable, lo importante es cómo la usa el fotógrafo, a qué intenciones sirve. Lo importante, en suma, es el control ejercido por el fotógrafo para imponer una dirección ética a su mentira. El buen fotógrafo es el que miente bien la verdad", añade el artista catlán en uno de sus muchos textos sobre fotografía.

Juego de espejos

Stranger than Fiction (Más raro que la ficción) es la primera exposición en Londres de las foto-mentiras de Fontcuberta. Como guiño perfecto a la idea de que no toda ficción es una falacia y de que el límite entre lo real y lo  irreal es muy tenue en el juego de las realidades ficticias científicas, botánicas, zoológicas, arqueológicas y etnográficas del artista, la muestra se celebra, del 23 de julio al 4 de noviembre, en el Museo de la Ciencia de la capital inglesa, institución que se ha dejado cautivar por el juego de espejos y cuestionamientos de las imágenes del fotógrafo catalán.

Un herbario de especies de plantas nacidas con plumas, paisajes naturales de extremo realismo aunque creados en las entrañas de un ordenador, fotos astronómicas de constelaci0nes improbables... La exposición presenta obras, como dicen desde el museo, de "un universo visual en el que lo real y lo imaginario se combinan para crear efectos sorprendente", dado que a Fontcuberta le interesa "cuestionar sutilmente el uso de la imagen fotográfica como prueba, mediante la combinación de narraciones visualmente atractivas y traviesas con un agudo sentido del humor".

Doctor Hortensio Verdeprado

Presidida por una cita —"es sin duda un anatema para los racionalistas y escépticos"— del supuesto libro Lecciones de Botánica Oculta, escrito por el "doctor Hortensio Verdeprado", la colección muestra cómo la obra "asombrosa" de Fontcuberta "combina la narrativa elocuente y persuasiva con un profundo cuestionamiento del papel de la fotografía en nuestra comprensión del mundo", dice el coordinador de la exposición Greg Hobson.

Los organizadores de Stranger than Fiction han distribuido una declaración del artista que ahonda en la idea de las fotos como vehículos de realidad o pararealidad: "La fotografía es una herramienta para negociar nuestra idea de la realidad. Por lo tanto, es responsabilidad de los fotógrafos no contribuir con imágenes anestésicas sino proporcionar imágenes que sacudan la conciencia. Mi trabajo trata de poner en práctica una pedagogía para combatir la duda fundamental".

Uno de los más laureados

Iniciado en la fotografía desde la práctica de la publicidad, Fontcuberta ha elaborado un gran cuerpo de trabajo que gira en torno a la misma idea: las imágenes vistas como interrogatorio sobre la veracidad. Es uno de los fotógrafos españoles más laureados: en 1998 ganó el Premio Nacional de Fotografía y en 2013 el Premio Hasselbald.

Tan prolífico como fotógrafo que como ensayista, Fontcuberta es un escritor impenitente que aloja en su web numerosos ensayos y colabora con frecuencia con medios de comunicación. En Por un manifiesto postfotográfico, publicado por La Vanguardia, sostiene que "la posfotografía habita internet y sus portales, es decir, las interficies que hoy nos conectan al mundo (...) Hoy Alonso Quijano no enloquecería leyendo novelas de caballería sino frente a una pantalla de ordenador (...) Las fotos ya no recogen recuerdos para guardar sino mensajes para enviar e intercambiar".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento