El ruido de los locales nocturnos ya no afecta solamente al descanso de los vecinos. El negocio inmobiliario empieza a resentirse también porque la gente no quiere ni oír hablar de vivir en calles como Churruca o Areal: «directamente te dicen que no». Así lo aseguran los expertos consultados por 20 minutos, que además empiezan a apreciar una bajada en el precio de las viviendas en esa parte de la ciudad desde 2005.

De hecho algunas agencias, como Quinta, dicen tener ya «pisos más baratos en esas calles que en Travesas». La depreciación a causa del exceso de ruidos rondaría los 10.000 euros y hace que el valor de una vivienda de dos habitaciones en las Zonas Acústicamente Saturadas oscile en la actualidad entre los 190.000 y los 220.000 euros.

«La gente se piensa cada vez más vivir allí», señalan desde Civita. Y que cada vez se tarde más en colocar un piso es lo que provoca que los dueños que quieren vender se vean obligados a aplicarle la consiguiente rebaja para darle salida.

El Casco Vello

Además de todo esto, el ruido también acaba echando a los vecinos. En lo que va de año, al menos una familia se ha ido del Casco Vello porque «ya no podían más», tal y como aseguró Enrique Macías, presidente de la asociación de vecinos.

Sin poder controlar el cierre

El Concello se propuso adelantar el horario de cierre de los locales media hora para favorecer el descanso de los vecinos y así lo hace constar en la modificación de la ordenanza del ruido, pero esta decisión no es competencia del Concello, sino de la Xunta. La medida no ha entrado en vigor y el pasado fin de semana algunos locales seguían abiertos a las 05.00 horas.

Los más ruidosos... de toda Galicia

Según datos del INE el 38% de los vigueses se quejan del exceso de ruidos que hay en la ciudad. Ruido que no sólo proviene de los bares de copas: el tráfico, las obras y el Puerto también tienen la culpa.

Sólo dos agentes... hacen mediciones

Es una de las medidas que ha puesto en marcha el Gobierno local para luchar contra el ruido. Aunque dos agentes para los 274 locales que tiene censados la Gerencia de Urbanismo podrían no ser suficientes.

Hasta verano nada. Mapa de ruidos

El Gobierno local lleva anunciando la creación de un mapa de ruidos desde hace año y medio. Sin embargo, parece que los técnicos de Medio Ambiente no lo tendrán listo hasta el próximo mes de junio.

En los últimos quince días se han precintado dos locales en Churruca

Se presentaron seis denuncias por exceso de ruido. La Policía local sigue trabajando para hacer que se cumpla la Ordenanza del ruido, aunque de una manera muy particular.

En las últimas dos semanas tan sólo ha hecho cuatro mediciones sonométricas, de las 16 que se solicitaron. Todas ellas fueron positivas, según sus propios datos, pero ninguna se hizo en la zona centro. Entre ésas, resulta especialmente curiosa una denuncia contra la estación de Renfe por exceso de ruidos.

De las 12 que quedaron sin hacerse, ocho fueron solicitadas en la zona centro, algunas en calles como Areal, Marqués de Valladares y Churruca. En estos casos según los agentes, el ruido había cesado cuando llegaron. En total hubo seis denuncias.

Mientras, la Policía precintó dos bares en la zona de Churruca por no tener la licencia pertinente y puso denuncia contra otro más por incumplimiento del horario de cierre. El Gobierno local se comprometió, tras aprobar la reforma de la ordenanza, a comprobar el estado de las licencias de 274 bares de copas para tener un mejor conocimiento de la situación.