Al conductor vigués le costará la mitad dejar el vehículo un día entero en el aparcamiento del aeropuerto que acceder hasta allí en taxi.

En caso de coger un avión en Peinador, para ahorrar unos euros hay que ir en coche, pues aparcar durante 24 horas sólo cuesta nueve euros, la mitad de lo que debe pagar un viajero que coja un taxi en el centro para ir al aeropuerto, pues la tarifa establecida es de 18 euros. A esta tarifa básica hay que sumar el maletero, lo que supone un incremento de 40 céntimos por maleta.

En el precio final del viaje al aeropuerto los taxistas incluyen un suplemento de 3,22 euros que explican por la lejanía del aeropuerto. «Está muy lejos de la ciudad y, además, allí no puedes cargar clientes y tienes que regresar vacío hasta el centro», asegura Aurelio Bolaño, representante de los taxistas. Por otra parte, recuerdan la inversión en gasolina y mantenimiento del coche.

Además, para el que vaya en coche solo a recoger o dejar a alguien, en Peinador existe una zona de parking exprés en el que se puede estacionar gratis diez minutos.

El café, más caro que en Alvedro

Reponer fuerzas en el aeropuerto de Peinador tampoco resulta la mejor opción para los consumidores. Un café con leche asciende allí a 1,40 euros, mientras que la media en las cafeterías de la ciudad es de un euro. En comparación con el aeropuerto coruñés, los usuarios de Peinador abonan 20 céntimos más por un café con leche, pues en Alvedro el precio de un café con leche es de 1,20 euros. El más barato está en Valladolid: 1,05 euros.