El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, se ha mostrado "convencido" de "no existe ningún tipo de abuso de poder" el decreto que establece el pago de una plaza en un centro privado a los alumnos cuya comunidad autónoma no les garantice la enseñanza en castellano como lengua vehicular en la red pública, aprobado este viernes por el Consejo de Ministros.

Así lo ha asegurado el ministro en la rueda de prensa posterior al Consejo, donde ha explicado los aspectos más destacados de este decreto que desarrolla la disposición adicional 38ª de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), denominada 'Lengua castellana, lenguas cooficiales y lenguas que gocen de protección legal'.

El texto aprobado este viernes establece que el Ministerio de Hacienda deducirá o retendrá de la financiación autonómica el coste de escolarización en un centro privado a las comunidades autónomas que no cumplan con este principio constitucional. Para el Gobierno de Cataluña, comunidad a la que principalmente va dirigido este decreto, es una "multa al catalán" y ha anunciado que lo recurrirá ante el Tribunal Constitucional.

"Estoy convencido de que no existe ningún tipo de abuso de poder porque se sigue escrupulosamente la doctrina constitucional, en cuanto al hecho de que la programación educativa es competencia de las administraciones educativas, como de que exige de que exista una oferta sostenida con fondos públicos que tenga el castellano como lengua vehicular. No hay confiscación competencial alguna, pero naturalmente cualquier comunidad autónoma puede recurrirlo. El Gobierno está muy tranquilo", ha aseverado el titular de Educación.