YO DECIDO. El tren de la libertad. (Trailer) from Yo Decido El Tren de la Libertad on Vimeo.

Más de 30 años después, la misma protesta. "Toda una democracia en balde", dice una de las miles de mujeres que el pasado 1 de febrero se sumaron a las multitudinarias protestas contra la reforma de la Ley del aborto de Alberto Ruiz Gallardón y que recoge el documental 'Yo decido. El tren de la libertad'.

Testimonios similares se repiten a lo largo de los 40 minutos de la película: mujeres de cierta edad que en la Transición pelearon por su derecho a decidir y que ahora se ven impulsadas a volver a hacerlo, por sus hijas y por sus nietas, ante la amenaza de un anteproyecto de ley aún más restrictivo que la Ley de 1985.

Es tremendo pensar que puede llegar un Gobierno y quitar de un plumazo una ley que costó años conseguir Esther García, productora de El Deseo, es una de las 80 cineastas que se movilizaron en febrero para dejar un documento audiovisual de aquellas protestas que partieron de un colectivo feminista gijonés. También es una de esas mujeres que ya salieron a la calle en los 70. "Es tremendo pensar que puede llegar un Gobierno y quitar de un plumazo una ley que costó años conseguir. Es como si mañana se abolen las 8 horas de trabajo. Es aterrador", indica en una entrevista con Efe.

En las salas de postproducción de El Deseo se alumbró la versión final del documental, que este jueves se estrenará gratis en más de cien salas de todo el país y después podrá verse en abierto en internet. "Ha sido una tarea ardua, pero muy emocionante", asegura García.

Todo empezó con un correo electrónico que la realizadora Chus Gutiérrez envió una noche a decenas de colegas de profesión, 15 días antes de la multitudinaria manifestación madrileña, a la que se desplazaron personas y colectivos de toda España.

"A las ocho de la mañana del día siguiente, había ya 20 confirmaciones. En un día teníamos producción, montaje, sonido, cámaras, todo", resume la directora granadina. En Madrid filmaron 19 unidades, más las cámaras que se sumaron desde cada ciudad en la que salía un autobús o un tren rumbo a la capital.

"Retroceso brutal"

Entre las participantes, nombres conocidos como Gracia Querejeta, Icíar Bollaín, Isabel Coixet, Ángeles González Sinde o Patricia Ferreira, pero también muchas otras que han estado implicadas hasta el final, como las montadoras Teresa Font e Irlanda Tambascio o las realizadoras Ana Díez y Georgina Cisquella.

El resultado, para Gutiérrez, es "un documento que refleja lo que pasó y el sentimiento de la gente de la calle".

La reforma elimina los plazos de la ley socialista y reduce los supuestos a dos: la violación y el peligro de la salud física o psíquica de la mujer También, añade, la oportunidad de poner en perspectiva la épica de la lucha feminista. "Se han hecho muchas cosas sobre la lucha obrera, las revoluciones, las guerras, pero sobre el movimiento de las mujeres hay muy pocos documentos", señala.

"Retroceso brutal", "situación tenebrosa" y "ataque a la intimidad" son algunas de las expresiones que utilizan las protagonistas del documental en referencia al anteproyecto de ley que Gallardón anunció en diciembre pasado y que previsiblemente llegará este mes de julio al Consejo de Ministros.

El texto del anteproyecto, a la espera de posibles cambios en la versión que finalmente apruebe el Ejecutivo, elimina los plazos de la ley socialista y reduce los supuestos a dos: la violación y el peligro de la salud física o psíquica de la mujer, y en este segundo caso exige dos opiniones médicas. Desaparece el de malformación.

"Es una ley integrista que pone en riesgo la salud mental y física", opina Gutiérrez. "Nos pone en peligro a todas las mujeres".

"La Ley había funcionaba bien", añade García. "Las mujeres jóvenes de hoy entienden que, si están embarazadas y por alguna razón quieren interrumpir el embarazo, pueden hacerlo. Pero eso va desaparecer. A no ser que tengas dinero y te vayas fuera".

"Yo decido. El tren de la libertad" se proyectará este jueves tanto en cines convencionales como en filmotecas, centros culturales o, en el caso de Barcelona, en el CCCB. La lista completa del estreno simultáneo en 90 ciudades puede verse en la web de la película.