Un informe de la Encuesta de Salud para Asturias de 2012, hecho público por el Gobierno del Principado, revela que la clase social y la edad determinan la práctica de ejercicio físico. Así, del estudio se desprende que la actividad física se incrementa a medida que aumenta la clase social y está especialmente presente entre la juventud, con mayor incidencia entre los hombres que entre las mujeres.

Concretamente el 15,6% de las personas con situaciones más favorables realizan ejercicio físico, un porcentaje que cae en Asturias al 6,9% entre la clase con menos recursos. De hecho, el sedentarismo está presente entre un 25,1% en la clase social más elevada frente a un 37% entre quienes tienen menos recursos.

De este modo, aquellas personas con menos recursos y con edades más avanzadas tienen mayor riesgo de sedentarismo, considerado el cuarto factor de riesgo de mortalidad (6%) por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además, se estima que la inactividad física es la causa principal de aproximadamente un 21%-25% de los cánceres de mama y de colon, el 27% de los casos de diabetes y aproximadamente el 30% de la carga de cardiopatía isquémica.

"Se ha comprobado que un nivel adecuado de actividad física regular en los adultos reduce el riesgo de hipertensión, cardiopatía coronaria, accidente cerebrovascular, diabetes, cáncer de mama y de colon, depresión y caídas; mejora la salud ósea y funcional, y es un determinante clave del gasto energético, y es por tanto fundamental para el equilibrio calórico y el control del peso", dicen desde la Administración sanitaria asturiana.

No obstante, uno de cada tres asturianos (34,3%) nunca hace deporte en su tiempo libre y menos de la mitad de la población (46,6%) lo hace de manera ocasional, siendo un 28,1 por ciento el porcentaje de jóvenes que no realiza ejercicio alguno.

CAMINAR,

La actividad más habitual

Caminar es la práctica deportiva que más realizan los asturianos, ya que un 65% camina a diario durante más de diez minutos seguidos; un 17,4% lo hace entre cuatro y seis días a la semana; y un 10,6% entre uno y tres días a la semana. Declaran no caminar ningún día más de diez minutos seguidos el 6,4% de los asturianos mayores de 14 años, sin que se aprecien diferencias importantes atendiendo al sexo en ninguna de las frecuencias.

En Asturias, las personas que hacen ejercicio físico más intenso o más moderado son los hombres, situándose las mujeres generalmente en los grupos de actividades físicas más ligeras y ocasionales: caminar, gimnasia suave, juegos, etcétera.

Un 38,4% de las mujeres dice que no hacen ejercicio mientras que indica lo mismo un 29,8% de los hombres. Sin embargo, en aquellas actividades ocasionales y más moderadas pero que requieren también un esfuerzo (caminar, jardinería, pasear en bicicleta, gimnasia suave) las mujeres están en proporciones ligeramente superiores a las de los hombres (47,3% frente a un 45,9%).

En función de la edad, hacen ejercicio más intenso las personas jóvenes. Uno de cada seis personas jóvenes (15-29 años) hacen actividad intensa o de competición, mientras que lo hace solo una de cada treinta mayores (65 y más años).

En el análisis conjunto por edad y sexo se observa que tanto el ejercicio intenso como el moderado decaen con la edad en ambos sexos, pero más en hombres. Por el contrario, aumenta la frecuencia del ejercicio ocasional con la edad especialmente en hombres mientras que en las mujeres, a medida que se incrementa la edad, aumenta la proporción de no hacer ejercicio.

Consulta aquí más noticias de Asturias.