La Audiencia Provincial de Toledo tiene previsto juzgar el próximo miércoles 9 de julio, a las 10.00 horas, a los acusados P.Z. y A.Z. para los que el Ministerio Público pide, para cada uno de ellos, una pena de cuatro años y seis meses de cárcel tras incautarles en la vivienda en la que residían en Bargas 124 gramos de hachís y 17 gramos de cocaína, que distribuían en la localidad en pequeñas dosis.

Según el escrito de conclusiones provisionales del fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, atendiendo a las peticiones de los vecinos de Bargas sobre venta de droga en la vía pública, la Guardia Civil montó un dispositivo de vigilancia determinando que los acusados vendían pequeñas dosis de droga en la vía pública a quien se lo solicitaba.

Los agentes, según el fiscal, convencidos de que P.Z. y A.Z. preparaban los pedidos en la vivienda en las que residían, solicitaron y obtuvieron del juzgado mandamiento de entrada y registro en el domicilio de los acusados, en el que intervinieron 2.160 euros de la venta de droga, teléfonos móviles, básculas de precisión, 213 gramos de hachís y 17 gramos de cocaína.

Los hechos constituyen para el Ministerio Público un delito contra la salud pública del que son responsables los acusados, por lo que pide para cada uno de ellos cuatro años y seis meses de cárcel.

Consulta aquí más noticias de Toledo.