Manuel Valls quiere bajar impuestos y simplificar el código de trabajo en Francia

  • El primer ministro galo asegura que es la forma de que la economía funcione de manera "más flexible" y "más eficaz".
  • "2015 será un año de incremento progresivo de la potencia" económica de Francia, que alcanzará "una generalización en 2016", agrega.
  • "El euro está sobrevalorado, lo que es malo para nuestra industria y crecimiento".
Imagen de archivo de 2013 de Manuel Valls saliendo del Palacio del Elíseo, en París.
Imagen de archivo de 2013 de Manuel Valls saliendo del Palacio del Elíseo, en París.
EFE

El primer ministro de Francia, Manuel Valls, ha asegurado que su país necesita "nuevas bajadas de impuestos" y una simplificación del código de trabajo para que la economía funcione de manera "más flexible" y "más eficaz".

"Mi obsesión es el movimiento, la reforma. Frente al riesgo de naufragio, frente a la crisis de confianza económica y de identidad que atraviesa nuestro país, tengo una única actitud: decir la verdad y sobrepasar los intereses particulares. Quiero hacer salir a Francia de su bloqueo", ha declarado el primer ministro en una entrevista publicada por el diario económico Les Echos.

El jefe del Ejecutivo francés, que goza de una valoración del 52%, según un sondeo difundido por la revista Paris Match, asegura que sus ciudadanos esperan del Gobierno "claridad", "ejemplaridad" y "valentía".

"2015 será un año de incremento progresivo de la potencia" económica de Francia, que alcanzará "una generalización en 2016", agrega Valls, una semana antes de la conferencia social que debe reunir al Ejecutivo, los sindicatos y la patronal, que amenaza con boicotear el encuentro.

"Soy un pragmático, no tengo ideología. Lo que me interesa es avanzar" económicamente, ha dicho en otra entrevista, en este caso en BFM TV.

Respecto a la economía de la eurozona, Valls celebra que Bruselas haya decidido aplicar el Pacto de Estabilidad "con más flexibilidad e inteligencia" y dando prioridad al "crecimiento, el empleo y las inversiones de futuro", cambio de rumbo que atribuye al presidente francés, François Hollande, y a los socialdemócratas europeos.

"El euro está sobrevalorado, lo que es malo para nuestra industria y nuestro crecimiento", insiste Valls, quien aboga por un Banco Central Europeo que "pueda ir más lejos, comprando títulos en los mercados", porque "la política monetaria no puede pasar exclusivamente por movimientos sobre los tipos de interés".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento