Solo la mitad de los 4.700 usuarios de BiciMad han podido disfrutar del servicio hasta ahora

  • Bonopark no ha logrado arreglar todos los fallos del sistema una semana después de su accidentado estreno.
  • Tampoco se sabe cuándo se empezará a prestar el servicio con normalidad.
  • La empresa se expone a multas de hasta 700.000 euros.
Dos técnicos arreglan uno de los tótems del sistema público de alquiler de bicis eléctricas de Madrid
Dos técnicos arreglan uno de los tótems del sistema público de alquiler de bicis eléctricas de Madrid
Jorge París

Solo la mitad de las 4.700 personas que se han dado de alto en BiciMad han conseguido hasta ahora obtener la tarjeta necesaria para disfrutar del nuevo servicio de bici pública del Ayuntamiento de Madrid. Una semana después de su inauguración, Bonopark, la empresa concesionaria del servicio, no ha conseguido arreglar todos los fallos del sistema. "BiciMad funciona mejor que hace una semana. Hay una clara mejoría. Aún así, todavía se están registrando incidencias y retrasos", explicaba este martes un portavoz de la empresa a 20minutos.

BiciMad fue inaugurado el pasado 23 de junio con casi dos meses de retraso y, desde entonces, no ha hecho más que acumular problemas. Primero fue el caótico estreno, que, debido al exceso de solicitudes que se habían presentado, colapsaron la web y los tótems de cada estación. Tampoco se podía descargar la aplicación para los teléfonos móviles y los mapas no se cargaban. Además, los problemas para registrarse se contaron por decenas debido a las caídas constantes de la página web.

Después se supo que una serie de 'agujeros' informáticos podrían representar un problema potencial para los datos  (DNI, número de tarjeta de crédito...) de los usuarios. El propio Ayuntamiento reconoció este lunes los numerosos intentos "de acceso no autorizado" que había sufrido BiciMad, aunque negó que se tratara de un 'hackeo', porque los datos de los clientes "no se habían visto nunca comprometidos".

Sin embargo, este domingo trascendió la colocación de una foto de un torso desnudo y un pene en una pantalla del tótem de la Avenida del Mediterráneo. En esta ocasión, los técnicos de Bonopark afirmaron que tampoco se trataba de un ciberdelito, sino de una maniobra llevada a cabo por algún experto en informática que colgó una fotografía en la pantalla desde un navegador.

La compañía tuvo que cambiar toda la arquitectura del sistema para dotarlo de mayor seguridad y hacerlo menos vulnerable. Además, ha encargado una auditoría que elaborará un informe para esclarecer lo ocurrido y plantear posibles soluciones. Incluso no se descartan acciones judiciales. "Hemos estado más atentos de cambiar la arquitectura del navegador para prevenir futuros ataques que de denunciar los hechos. Pero el Ayuntamiento ya ha informado a la Policía local y se empezará a actuar de oficio", afirman desde Bonopark.

Los tótems, al 50%

Esta semana, además, Bonopark ha limitado las funcionalidades de los tótems de las estaciones para evitar nuevos ciberataques. Como consecuencia, estos dispositivos funcionan ahora al 50%, y las altas y las recargas de los abonos actuales solamente podrán realizarse desde la página web de BiciMad, quedando temporalmente deshabilitada la venta de abonos ocasionales.

La empresa Bonopark se enfrenta a sanciones de hasta 700.000 euros al día si no cumple el servicio, tal y como recoge el pliego de condiciones que rige el concurso. De momento, el Consistorio no ha ejecutado ninguna de estas multas, pero ya ha dado varios avisos a Bonopark para que arregle los desperfectos.

Bonopark todavía no sabe el tiempo que llevará a sus técnicos arreglar todos los fallos encontrados y que el servicio empiece a funcionar con normalidad: "Tenemos estimaciones sobre cuántos días pasarán, pero no queremos adelantarnos hasta que el informe técnico que hemos encargado se complete", aseguran desde la empresa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento