CCOO de Euskadi ha votado este lunes a favor de la composición del patronato de BBK y Vital, pero ha mostrado su desacuerdo con los estatutos de ambas entidades.

Según ha informado el sindicato, en las asambleas de BBK y Vital celebradas esta tarde ha mostrado su "desacuerdo" con el sistema de votación que se quería impulsar y que consistía en votar a la vez la conversión de cajas a fundaciones, los estatutos de éstas y la composición de los patronatos. CCOO ha solicitado votos diferenciados para mostrar el desacuerdo con la forma y el fondo de los estatutos.

CCOO y las candidaturas sociales relacionadas con el sindicato han dado su apoyo a la transformación de Cajas a Fundaciones Bancarias. "El voto está plenamente justificado en la existencia de una norma que imperativamente obliga a hacerlo. En caso de que esta transformación no se hubiera dado por decisión de las Cajas, se hubiera hecho igualmente con la decisión del Gobierno vasco y la vigilancia del Banco de España", ha explicado.

La otra opción para no hacer esta transformación, planteada por ELA y LAB, era trocear Kutxabank en pequeñas cajas, lo que hubiera sido un "auténtico despropósito para el país, la obra social y las plantillas", ha aseverado.

Igualmente, el sindicato ha apoyado los patronatos elegidos, por entender que representan "buena parte de la pluralidad social del país".

CCOO de Euskadi ha dicho ser "consciente" de la reducción de la presencia institucional y política que impone la Ley de Cajas. De hecho, este sindicato ha pasado de tener representación en el Consejo y las Asambleas de las Cajas a no tener representación en este nuevo patronato.

"Pese a lo que se diga, el sindicato ni puede designar, ni tiene mandato orgánico sobre ningún miembro de estos patronatos. La ley es taxativa en ese sentido, y la voluntad del sindicato ha sido contribuir a que las personas que figuran en él representen la variedad social del país", ha precisado.

En este sentido, CCOO de Euskadi ha calificado de "insultantes" algunas declaraciones de portavoces de EH Bildu acusando al sindicato de repartir, con fuerzas políticas, la gestión de los ahorros de las y los vascos. "Es lamentable que ese mismo portavoz, reunido con dirigentes de CCOO de Euskadi la semana pasada, reconociera que la conversión de cajas a fundaciones era inevitable", ha indicado.

Según ha afirmado el sindicato, "lo único que solicitaban era demorar las conversiones de las cajas para pactar los estatutos y los patronatos. Es decir, un periodo para bajarse del autobús de la campaña contra la privatización de Kutxabank y subirse a pactar la entrada de sus personas afines en los patronatos y otros estatutos". "Este argumento lo han repetido hoy en las asambleas de las cajas, lo que da prueba del grado de cinismo de algunos en todo este proceso", ha denunciado.

Respecto a los estatutos, CCOO ha asegurado que no comparte ni el procedimiento ni el contenido de los mismos y cree necesario un replanteamiento a futuro de cuestiones como la renovación de los patronatos y otros. Por todo, CCOO ha solicitado votar este punto de forma individual para abstenerse.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.