El Juzgado de lo Social Número 1 de Ponferrada (León) ha condenado a la empresa Alto Bierzo, a la subcontrata Montajes y Obras del Bierzo, y a la aseguradora Mapfre a pagar 92.882 euros a los padres de Luis Ramos, un minero que falleció en 2011 tras sufrir un accidente laboral en su primer día de trabajo. La sentencia recoge que la empresa "no cumplió con la diligencia debida sus obligaciones en materia de seguridad".

Luis Ramos de 36 años sufrió un accidente de trabajo en una mina de la empresa Alto Bierzo, propiedad de Manuel Lamelas y ubicada en Torre del Bierzo (León), causado por un golpe de calor que le provocó el coma. Días después, el 22 de noviembre, falleció como consecuencia de un fallo multiorgánico en el Hospital del Bierzo de Ponferrada.

El auto judicial recoge como hechos probados que el fallecido, que realizaba su primera jornada laboral y carecía de experiencia como minero, fue destinado a la capa más profunda de la mina y, tras llevar dos horas en esa instalación, comenzó a sentirse mal, por lo que fue destinado a otro lugar "sin la supervisión de ninguna otra persona" y "sin ser visto por otros trabajadores".

El minero fue encontrado 80 minutos después de ser destinado ese trabajo tumbado boca bajo en el suelo y con signos de insuficiencia respiratoria. Por ello, la sentencia dictamina que la empresa incumplió la normativa en materia de seguridad que "impone a los mandos la obligación de velar para que toda persona ocupada por primera vez en un trabajo de estas características esté bajo la autoridad y vigilancia de otra persona".

Asimismo, concluye que existe una "relación de causalidad" entre "la falta de diligencia de la empresa y el siniestro puesto que ello impidió la rápida asistencia al trabajador que sufrió un golpe de calor que finalmente, complicado con un fallo multiorgánico, le ocasionó la muerte".

Consulta aquí más noticias de León.