La Coordinadora Sindical Estatal (CSE) en AENA, compuesta por CC.OO., UGT y USO, tiene previsto reunirse este martes y miércoles con representantes de Aena Aeropuertos en el marco de las conversaciones entre ambas partes sobre el proceso de privatización del 49%.

Un encuentro en el que los sindicatos reiterarán su rechazo a la entrada de capital privado y demandarán a la compañía "mayores garantías contra la pérdida de empleo", señalaron fuentes sindicales a Europa Press.

Los sindicatos esperan que la compañía se comprometa por escrito mediante la firma de un acuerdo a 'blindar' las condiciones laborales recogidas en el actual convenio de los trabajadores y establezca garantías de futuro, a pesar de que el presidente de AENA, José Manuel Vargas, ya aseguró que no variarían.

El pasado 17 de junio, Vargas se reunió con representantes de la Coordinadora Sindical Estatal para presentar a los representantes de los trabajadores el proceso de privatización parcial, que dejará en manos del Estado el 51% de Aena Aeropuertos, tras colocar el 28% en Bolsa a través de una Oferta Pública de Venta (OPV) y licitar el 21% restante entre un núcleo estable de accionistas seleccionados.

Los tres sindicatos propondrán al gestor que prorrogue el convenio, vigente hasta 2018, lo máximo posible y hasta 2022 como mínimo, explicaron desde USO.

Asimismo, solicitarán que se derogue el sistema de concesiones que Aena pretende implementar con la privatización parcial, que a su entender pone en riesgo el futuro de la red, pese a que desde Fomento se ha insistido en que se mantendrá el interés general de los aeropuertos españoles.

Hay que recordar que en julio de 2011, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero aprobó la creación de la sociedad mercantil de Aena Aeropuertos de cara a privatizar el 49% de AENA, mediante el Real Decreto Ley 13/2010, que abría la puerta a la concesión de los aeropuertos de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat, los dos principales de la red.

Por su parte, desde CC.OO, aseguran estar haciendo "encaje de bolillos" para mantener los puestos de trabajo en los distintos aeropuertos e incluso ya hay distintos colectivos como los Comités de Huelva y Córdoba que apuestan por emprender movilizaciones, según informaron fuentes del sindicato a Europa Press.

No aceptarán nuevos ajustes de plantilla.

En un comunicado anterior, la Coordinadora anunció que no aceptaría "en ningún caso" ningún ajuste más en la plantilla ni en las condiciones laborales y advirtieron acerca de "su firme decisión de dar una respuesta proporcionada" si la compañía no anunciaba "compromisos firmes que garanticen dichas condiciones para el futuro".

En su opinión, la privatización supone la creación de un "conflicto innecesario", sobre todo en plena temporada turística, por lo que solicita al Ejecutivo que rectifique su decisión y despeje "cualquier duda" acerca del futuro de la plantilla que conforma el grupo aéreo.

En este sentido, los sindicatos consideran que dicho proceso tendrá consecuencias en la sociedad y generará "incertidumbres" que generará entre los trabajadores.

Se trata de "una apuesta ideológica del Gobierno en ningún caso justificada por causas objetivas", que obedece a "las prisas por satisfacer los intereses comprometidos con los especuladores, en un momento en que el Gobierno se encuentra debilitado por la falta de credibilidad y legitimidad ante los ciudadanos".