Cerca de 3.000 ayuntamientos de toda España gobernados por distintos partidos de la oposición y en representación de unos 17 millones de ciudadanos han presentado este lunes ante el Tribunal Constitucional (TC) un recurso contra la reforma local impulsada por el Gobierno del PP.

Encabezados por el vicepresidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y alcalde de Vigo, el socialista Abel Caballero, representantes de la política municipal han acudido al TC para entregar 80 cajas que contienen los acuerdos alcanzados en los plenarios de esos ayuntamientos y que forman parte del recurso de inconstitucionalidad contra la reforma local.

En declaraciones a los periodistas a la entrada del tribunal, Abel Caballero ha calificado la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local como "el mayor ataque al municipalismo que se hizo nunca en democracia" y ha advertido de que tendrá unas "enormes consecuencias negativas para millones de españoles". Según ha explicado, las entidades locales no podrán seguir aplicando "multitud de políticas sociales" en ámbitos como el empleo, la educación o la sanidad porque no tendrán "recursos, capacidad, ni competencias para hacerlo".

Por consiguiente, ha afirmado, este recurso no plantea "un conflicto de luchas de poder", sino "un conflicto en defensa de los ciudadanos", especialmente de aquellos que están siendo "duramente golpeados" por la crisis, y lo que se pretende es evitar "una privatización masiva de servicios municipales que al final va a significar peores servicios y un mayor coste" de los mismos.

El vicepresidente de la FEMP ha expresado la "inmensa confianza" que tienen en este recurso los ayuntamientos firmantes, que se han puesto de acuerdo, "desde diferentes posiciones políticas", para que se derogue la reforma local. "Deseamos que la tramitación se haga con la mayor celeridad para evitar los daños de la aplicación inmediata", ha dicho Caballero antes de instar al TC a tener en cuenta "la importancia social" de este recurso.

Por su parte, el presidente del Consejo de Gobiernos Locales de Cataluña —donde más de 850 ayuntamientos se han sumado al recurso—, Miquel Buch, ha señalado que los gobiernos municipales están "ganando el partido cuatro a cero".

Según ha precisado, el primer gol lo marcó el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, cuando "acusó a los ayuntamientos de ser malgastadores, duplicar servicios y hacer las cosas mal" cuando la realidad es que "no gastan más de lo que tienen"; el segundo gol fue el primer informe del Consejo de Estado sobre la reforma local; el tercero, la unión de los ayuntamientos para presentar el recurso; y el cuarto, el segundo informe del Consejo de Estado, "que dice que la ley se tiene que cambiar".

Servicios "imprescindibles" en época de crisis

El alcalde de Lleida, Àngel Ros (PSC), ha indicado que, "en una situación de crisis profunda", son las familias, las organizaciones del tercer sector y las corporaciones locales —que prestan servicios "imprescindibles" para los ciudadanos— las que están "paliando sus efectos".

Para Carles Pàramo, primer teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Rosas (Girona) y diputado de CiU en el Congreso, la reforma local constituye "un acto de deslealtad profunda a la ciudadanía española porque se carga la autonomía" y da "un hachazo directo" a la manera que tienen las entidades locales de administrar sus recursos "de la manera más eficaz".

Pàramo, que ha acusado al Gobierno de tratar de imponer una "centralidad descarada", ha asegurado que "la mayoría de los diputados del PP", que "no se atreven" a firmar el recurso contra la reforma local, han pedido "sotto voce" a sus compañeros de la oposición que lo presenten.

Unidad del municipalismo

También ha acudido al TC el alcalde del municipio madrileño de Rivas-Vaciamadrid, Pedro del Cura (Izquierda Unida), que ha lamentado que los ayuntamientos hayan tenido que presentar un recurso de inconstitucionalidad por la "cerrazón" de un partido que ha querido "aplicar una ley contra los derechos de los ciudadanos y contra la autonomía local".

Del Cura ha celebrado que el municipalismo esté mostrando "unidad" frente a esa "agresión", transmitiendo al Ejecutivo de Mariano Rajoy que "no puede seguir recortando derechos y legislando contra el bien común". En este contexto, ha pedido al Gobierno que "paralice la ley sin que tenga que continuar el trámite judicial".

Por último, en la presentación del recurso han estado representados Compromís, a través de su secretaria de Política Municipal y concejal en Sagunto (Valencia), Teresa García, y la Chunta Aragonesista, por el alcalde de Longares (Zaragoza), Miguel Jaime.

García ha recalcado la importancia de la política de proximidad que llevan a cabo los ayuntamientos y ha denunciado que la reforma local "pretende alejar al ciudadano de las instituciones que le representan". En opinión de Jaime, el Ejecutivo del PP "quita competencias" a las entidades locales presentándolas como "chivo expiatorio" en su objetivo de ahorrar pese a que son la única administración pública que cerró sus cuentas de 2013 con superávit.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.