Incendio en una vivienda en Valladolid
Una camión de Bomberos en el exterior del edificio en el que La Policía ha encontrado un cadáver calcinado en la bañera de una vivienda que se incendió, en la céntrica calle San Luis de la capital vallisoletana. EFE

La Policía ha encontrado un cadáver carbonizado en la bañera de una vivienda incendiada en la céntrica calle San Luis de Valladolid, en la que otro hombre ha resultado herido grave y trasladado a un hospital, donde está detenido y con un pronóstico grave.

Poco antes de las 9.30 horas una llamada de un vecino ha alertado de que desde su casa estaba oyendo gritos solicitando auxilio, han informado fuentes del Cuerpo Nacional de Policía.

El ahora detenido abrió la puerta a los policías con heridas en las manos y la cara, y en estado de shock Tras recibir la alerta, se desplazó al lugar del suceso una dotación de Seguridad Ciudadana que observó cómo por debajo de la puerta de una casa situada en el tercer piso del número 18 salía una gran cantidad de humo, por lo que pidió la colaboración de los bomberos y los Servicios de Emergencia 112 de Castilla y León.

Golpearon entonces varias veces la puerta, que finalmente abrió un hombre con heridas en las manos y la cara, en estado de shock, que no facilitó datos sobre si había alguien más en el domicilio.

Un agente accedió a la casa en medio de una gran cantidad de humo, sin que pudiera comprobar el origen del fuego hasta que intervinieron los bomberos con medios especializados.

Elementos combustibles junto al cadáver

Una vez sofocado el incendio, los policías inspeccionaron el lugar y localizaron en la bañera un cadáver calcinado que no pudieron identificar inicialmente, y vieron a su alrededor elementos combustibles como madera y telas.

Activaron el protocolo de muertes violentas y prestaron auxilio al hombre que les abrió la puerta, al que trasladaron al Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid, donde se encuentra en calidad de arrestado.

La Policía ha informado del suceso al Juzgado de Instrucción en funciones de guardia, mientras continúa la investigación para esclarecer lo ocurrido.

Para sofocar el incendio, a la casa se desplazaron 14 miembros del Cuerpo de Bomberos, con el apoyo material de una autobomba y una autoescala, y llevaron a cabo su intervención durante aproximadamente una hora, han explicado fuentes del Servicio de Extinción de Incendios.

Trabajo de la Policía científica

Tras lo ocurrido, agentes de la Policía Científica de la Policía Nacional, provistos de sus monos blancos, inspeccionaron el inmueble con el fin de recoger muestras y analizar lo ocurrido.

Con posterioridad, una comisión judicial, integrada, entre otros, por la juez de guardia y una representante de la Fiscalía vallisoletana, se personó en el piso, y todo ello mientras la calle permanecía precintada, de forma que sólo algunos inquilinos que se han acercado han podido entrar custodiados por la policía.

Finalmente, sobre las 12.40 horas el cadáver del propietario del piso fue levantado por orden judicial y sacado del edificio para su traslado hasta el Instituto Anatómico Forense al objeto de practicarle la autopsia y determinar las causas del óbito.

La persona que ha resultado lesionada permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), intubado, con pronóstico grave, en el Hospital Pío del Río Hortega, han explicado fuentes sanitarias.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.