Investigadores internacionales se reúnen en Vitoria, desde este lunes y hasta el jueves, para combatir el mildiu y el oidio, dos de las principales enfermedades de la vid, en el marco del séptimo 'Congreso Internacional sobre Mildiu y Odio de la Vid', organizado por Neiker-Tecnalia.

En el encuentro, organizado por el Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario, Neiker-Tecnalia, entidad pública dependiente de la Viceconsejería de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria del Gobierno vasco, se abordarán, entre otros temas, la predicción temprana de ambas patologías, su control fitosanitario y la mejora genética de las plantas para resistir las enfermedades.

El congreso será inaugurado por el viceconsejero de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria del Gobierno vasco, Bittor Oroz, el diputado de Agricultura de la Diputación Foral de Álava, Borja Monje, y el alcalde de Vitoria, Javier Maroto.

Todos los temas serán debatidos desde el punto de vista científico y de aplicación práctica y se analizará cómo se puede abordar la lucha contra el mildiu y el odio de forma acorde a las exigencias de la Unión Europea en materia de uso sostenible de productos fitosanitarios.

Como complemento a las sesiones científicas, la organización ha previsto tres visitas técnicas, una a los laboratorios de Neiker-Tecnalia y las otras dos a zonas de producción vitícola del País Vasco. Concretamente, se acudirá a la D.O. Getariako Txakolina, donde se visitará la bodega 'Txomin Etxaniz' de Getaria, y a Rioja Alavesa, donde se recorrerán las bodegas 'La Rioja Alta' y 'Bodegas y Viñedos Labastida', ambas en la localidad de Labastida (Álava).

Los asistentes al congreso podrán conocer in situ las parcelas que aportan uva a las bodegas visitadas y los técnicos de las mismas informarán sobre su problemática concreta respecto al mildiu y oidio. Las visitas concluirán con una cata de vinos y degustación de productos típicos de cada zona.

Neiker-Tecnalia ha programado igualmente otras visitas para la promoción turística de la Comunidad Autónoma Vasca, entre ellas una visita guiada al casco medieval de Vitoria y cata de vinos de las cuatro Denominaciones de Origen presentes en el País Vasco -D.O. Bizkaiko Txakolina, D.O. Arabako Txakolina, D.O. Getariako Txakolina y ABRA (Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa).

PONENTES

Entre los ponentes del 'Congreso Internacional sobre Mildiu y Oidio de la Vid' destaca la presencia, entre otros, de Bernardo Latorre, ingeniero agrónomo y catedrático de la Universidad Católica de Chile, que hablará sobre el cultivo de la vid y la problemática del mildiu y el oidio en Chile; y de Emilio Gil, ingeniero agrónomo y profesor titular de la Universidad Politécnica de Calatuña, quien evaluará el proceso de aplicación de fitosanitarios en viñedo en diferentes países.

El congreso recibirá representantes de distintos centros de investigación y empresas de España, Alemania, Francia, Portugal, Suiza, Estados Unidos, Australia, Israel, Bulgaria, Italia, Canadá, Chile y China.

La organización del encuentro ha contado con la colaboración del Gobierno vasco, Diputación Foral de Álava, Ayuntamiento de Vitoria, Obra Social Vital, BASF, Dupont, Belchim, Tecnovino e Idiazabal.

Cuenta, igualmente, con el patrocinio de la OIV (Organización Internacional de la Viña y el Vino), una organización intergubernamental de carácter científico y técnico de reconocido prestigio mundial por sus trabajos relativos a la vid, el vino, las bebidas a base de vino, uvas de mesa, pasas y otros productos derivados de la vid.

Detección temprana

Neiker-Tecnalia trabaja en la detección precoz del mildiu y oidio para combatir ambos patógenos en sus estados iniciales y evitar que se propaguen al conjunto del viñedo. La detección temprana "resulta fundamental para el sector vitivinícola porque permite llevar a cabo un tratamiento rápido y supone una considerable disminución del número de aplicaciones de productos fitosanitarios, lo que implica un ahorro económico significativo", ha indicado Neiker.

El centro tecnológico ha desarrollado una nueva metodología basada en técnicas de biología molecular, lo que permite detectar la enfermedad antes de que aparezcan los síntomas en la planta. De este modo, se puede llevar a cabo el tratamiento rápido de las parcelas o áreas afectadas y evitar así que la patología se propague en el conjunto del viñedo, con lo que se logra disminuir la presión infectiva.

Consulta aquí más noticias de Álava.