El Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, ha solicitado al Ayuntamiento de Zaragoza que efectúe, con prontitud, la reparación de los desperfectos del tejado del colegio Santo Domingo "que provocan goteras en algún aula de Infantil y en el espacio cubierto que se utiliza como patio para el esparcimiento de los alumnos de ese nivel educativo".

García Vicente se ha manifestado así después de visitar el pasado 29 de mayo el citado centro educativo, "constatando las peculiaridades del alumnado, mayoritariamente inmigrante y procedente de minorías étnicas, así como la excelente motivación del profesorado y de todo su personal para desarrollar las tareas educativas e, incluso, para realizar las labores de tipo asistencial que precisan determinadas familias de estas características".

Ha añadido que en el recorrido por las dependencias del mismo verificó personalmente la existencia de goteras en algún aula de Infantil y en el patio cubierto que utiliza el alumnado de ese nivel educativo.

"Dado que no hay asociación de madres y padres de alumnos que pueda contribuir con sus cuotas a solventar determinadas carencias o deterioros" y "con la finalidad de dotar de utilidad a esta visita", el Justicia inició un expediente de oficio.

El Justicia recuerda en él que es competencia municipal la conservación, mantenimiento y vigilancia de los edificios destinados a centros públicos de educación infantil, de educación primaria o de educación especial.

Consideración especial

García Vicente estima que a los colegios que escolarizan a "muy altas tasas de alumnado inmigrante y de minorías étnicas se les debería otorgar una consideración especial en razón de las dificultades adicionales que su personal, tanto docente como laboral, debe afrontar en el desempeño de su labor educativa y asistencial debido a las especiales características de esas familias".

Asimismo, argumenta que para la escolarización de este tipo de alumnado "es preciso disponer de refuerzos relacionados con la integración social y cultural y aportar los medios que permitan la cobertura de necesidades derivadas de dificultades de inserción en nuestra sociedad, o del bajo nivel cultural".

Igualmente, ha apostado por el "contacto continuo con las familias, llegando a visitar sus viviendas para controlar el absentismo escolar de sus hijos, e incluso para averiguar nuevos domicilios" y el acompañamiento para realizar gestiones, fundamentalmente a centros de Salud.

En este sentido, apunta en el expediente que "es plausible la ingente labor de apoyo a las familias escolarizadas en el Colegio Público Santo Domingo, en diversos ámbitos, no solamente en el educativo, que realizan organismos municipales de carácter social".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.