Una receta en una farmacia
Un farmacéutico dispensa una receta. EFE

El 25,92% por ciento de los parados y el 20,39% de los pensionistas han dejado de comprar los medicamentos prescritos a consecuencia del repago, casi dos años después de su entrada en vigor.

Aunque la encuesta se haya hecho en Madrid, los datos son extrapolables al resto del paísAunque los datos proceden de una encuesta realizada en centros de salud y hospitales de la Comunidad de Madrid por la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), su portavoz, Marciano Sánchez-Bayle, ha asegurado que son extrapolables al resto de comunidades, ya que el repago se aplica igual en todas ellas, salvo en el País Vasco, que tiene un modelo distinto.

La encuesta, realizada entre el 10 de mayo y el 10 de junio a un total de 1.107 usuarios de servicios sanitarios, desvela que el 14,76% de las personas que consumían medicamentos han dejado de hacerlo por motivos económicos; todos ellos estaban en el grupo de ingresos mensuales por persona de 295 euros.

Los datos, según ha señalado Sánchez-Bayle en rueda de prensa, ponen de relieve que el copago no solamente está teniendo efectos en los pensionistas sino también en otros colectivos, como los parados, lo que tendrá efectos sobre la salud a largo plazo.

"Irresponsables sanitarios"

El hecho determinante para dejar de comprar medicamentos es el nivel de ingresos, ha incidido el portavoz de la FADSP, quien ha calificado de "escalofriante" que las administraciones sanitarias no hayan hecho el menor esfuerzo para comprobar las consecuencias del descenso en las recetas retiradas de las farmacias, "más allá de congratularse de los ahorros económicos".

Para Sánchez-Bayle, la lógica de nuestros "irresponsables sanitarios", y de la ministra Ana Mato es la de "mirar para otro lado" y "procurar no enterarse de nada".

Según el estudio, un 10,82% de los ciudadanos consume algún medicamento y pagan 10,41 euros mensuales de media por ellos, que oscila entre los 11,18 euros de los que están en activo, los 8,51 de los parados o los 10,19 euros de los pensionistas.

El representante de la Federación ha recalcado que por primera vez una encuesta analiza las derivaciones al sector privado y constata, en el caso de la Comunidad de Madrid, que éstas se dan en "un elevado porcentaje".