Still from the “All Is Full of Love” music video. 1999
Imagen del videoclip de Björk de 1999 dirigido por Chris Cunningham para la canción 'All Is Full of Love' Directed by Chris Cunningham. Music by Björk. Image courtesy of One Little Indian

Tal vez estimulados por el éxito rotundo de la retrospectiva de David Bowie organizada por el Victoria y Alberto de Londres, los museos parecen considerar las grandes exposiciones dedicadas a figuras del rock y del pop como opción para construir recorridos en los que colabora el mismo artista y llenos de estímulos multimedia para sumergir al espectador en una atractiva experiencia musical y visual.

Con una asombrosa antelación, el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) anuncia para 2015 una exposición dedicada en exclusiva a la artista islandesa Björk, que acaba de cumplir 20 años de carrera en solitario y recientemente obsequió a la pinacoteca neoyorquina con la aplicación de software Biophilia (2011). La obra, un trabajo que une tecnología y música con gráficos interactivos, animación y partituras musicales, es la primera aplicación que entra a formar parte de la colección permanente del MoMA.

Björk repasará más de 20 años de carrera desde que comenzó su andadura en solitario en 1993 con Debut, un disco con el que comenzaba a crear la mezcla de música pop y electrónica que caracteriza su estilo. El MoMA será la única sede de la muestra, que se celebrará del 7 de marzo al 7 de junio de 2015.

De lo biográfico a lo "imaginativamente ficticio"

Deteniéndose en los siete álbumes de su trayectoria, de Debut a Biophilia (2011) y en los proyectos paralelos en los que participó, el recorrido documentará la senda creativa de Björk con música, material audiovisual, fotografías, instrumentos, objetos, vestuario e instalaciones. La narrativa de la muestra será biográfica y también —según los organizadores— tendrá un componente "imaginativamente ficticio" con textos escritos por la autora y el escritor islandés Sjón Sigurdsson, que colabora con ella desde que la artista pertenecía al grupo que la aupó a la fama: los Sugarcubes.

El director de vídeos Andrew Thomas Huand realizará el exclusivo encargo para la muestraCuriosamente, en el listado de hitos creativos que repasará la exposición no se hace referencia a un posible apartado dedicado a la formación musical islandesa en la que ella era una de las vocalistas. Con los Sugarcubes la artista se dio a conocer en la escena musical londinense de los ochenta y dió así un salto internacional que le permitió comenzar su trayectoria en solitario. En el anuncio de la exposición proyectada para dentro de 9 meses, tampoco hay mención a los comienzos de la islandesa como niña prodigio ganadora de un concurso infantil de talentos ni a sus primeras aventuras punk en la adolescencia.

Sí figurarán las colaboraciones de Björk con directores de videoclips, fotógrafos, diseñadores de moda y artistas. Como culminación de la ambiciosa muestra, el MoMA anuncia un encargo especial, "una experiencia musical y cinematográfica inmersiva" concebida y realizada por el director de vídeos Andrew Thomas Huand y la multinacional de diseño de software especializada en 3D Autodesk.