Rajoy en el Senado
El presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, responde a una de las preguntas en la sesión de control al Gobierno en el pleno del Senado. EFE/Fernando Alvarado

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este martes que no está de acuerdo con que España sea "el único país del mundo" que puede juzgar "a cualquier persona que comete actividades delictivas en otros países".

"Eso sólo ocurre aquí", ha recalcado el jefe del Ejecutivo en su respuesta a la pregunta que le ha formulado el portavoz de la Entesa, José Montilla, en la sesión de control al Gobierno del Pleno del Senado.

Rajoy se ha referido así, por vez primera, a la reforma de la justicia universal aprobada en marzo y que el lunes dio lugar a que la Audiencia Nacional archivara las causas de genocidio en el Tíbet y la de la persecución a los seguidores del grupo Falun Gong en China.

Esta reforma ha sido uno de los argumentos que ha utilizado Montilla en su pregunta para denunciar el deterioro de la calidad democrática en España, que ha negado el jefe del Ejecutivo.

Rajoy ha hecho hincapié en que España no puede ser el único país que pueda juzgar delitos cometidos en otro Estado y ha añadido que, "por fortuna", la reforma llevada a cabo por el Ejecutivo ha sido apoyada por "algunos órganos jurisdiccionales que dicen que lo que se ha hecho es sensato y razonable".

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) -en el informe al Anteproyecto de Ley Orgánica del Poder Judicial que será elevado mañana al pleno de este organismo- avaló la reforma de la justicia universal al explicar que "es una decisión de política criminal que compete al legislador nacional".