El Ayuntamiento de Madrid estuvo durante cinco años prometiendo un servicio de alquiler de bicis públicas para la ciudad y, una vez confirmado el proyecto, la inauguración se retrasó dos meses. Sin embargo, este lunes, durante el estreno del servicio en la ciudad (bautizado como BiciMad), se registraron múltiples problemas técnicos que impidieron que un buen número de madrileños pudiera disfrutar de la bici pública.

De hecho, este martes, a las cinco de la tarde, más de 24 horas después del estreno, solo 24 de las 123 estaciones de la red funcionaban con normalidad, mientras que el resto estaban "reactivándose", según datos de Bonopark, la empresa contratada por el Ayuntamiento de Madrid para implantar el servicio.

"A primera hora de la mañana del lunes todo iba bien, pero después, a partir de las tres de la tarde, el servidor comenzó a ralentizarse debido a la avalancha de usuarios que accedieron al sistema a la misma hora para darse de alta o para pedir información. No solo iba lenta la web, también registramos problemas para descargar la app y muchos tótems de las estaciones se bloquearon. Nuestros técnicos ya están trabajando para solucionar los problemas", reconoce a 20minutos un portavoz de Bonopark.

Este martes, estaciones como la de Atocha o Sol ya funcionan con normalidad. Pero otras, como las de Hortaleza o Alonso Martínez, continúan sin arreglarse. Según fuentes municipales, más de 1.000 personas se dieron de alta este lunes para sacarse el abono para las bicicletas, un número "enorme" si se tiene en cuenta que durante el fin de semana solo 60 personas habían accedido a la web de BiciMad.

Todas las ciudades que han implantado un sistema de alquiler de bicis han tenido problemas con el estreno"El Ayuntamiento ha tenido meses para que este proyecto, tan necesario para la ciudad, funcionara correctamente. Incluso podría haber experimentado con pruebas piloto. El proyecto ha generado mucho interés, pero a día de hoy muchos madrileños no han podido expedir la tarjeta para circular en bici", explica Fernando de Córdoba, portavoz de Ecomovilidad.

En twitter, muchos madrileños también han expresado su indignación por los fallos del sistema:

Otros, sin embargo, se han mostrado más benévolos: "Somos críticos pero comprensivos. El funcionamiento del sistema, a día de hoy, es desastroso, pero vamos a esperar a que lo arreglen. Seguramente no esperaban tanta cantidad de usuarios el primer día. Es el primer sistema de bici 100% eléctrica que se hace en Europa, y la norma general en otras ciudades que ya cuentan con bici pública es que los primeros días haya problemas. En Barcelona hubo fallos la primera semana, y en Valladolid los tres primeros días fue un caos", asegura Juan Merallo, portavoz de la asociación Pedalibre.

Por otro lado, el PSM del Ayuntamiento de Madrid ha criticado el "colapso" total del sistema y la oposición de la Comunidad de Madrid ha criticado en la Asamblea que el ssitema de alquiler de la bici pública haya llegado "tarde y mal".

Consulta aquí más noticias de Madrid.