Mientras tres personas recibían el alta médica el lunes, otras cinco tuvieron que ser hospitalizadas ayer. En total once personas permanecen ingresados aunque evolucionan satisfactoriamente. Otras 34 más que presentaban síntomas han dado negativo en las pruebas. Los primeros casos se detectaron el viernes. Todos los afectados pertenecen a un mismo círculo familiar y de amigos.