Agentes de la Policía Local de Málaga han descubierto una plantación con 45 macetas de marihuana en una caseta custodiada por dos perros de raza potencialmente peligrosa. Asimismo, han imputado a tres individuos, naturales y vecinos de la capital, como presuntos autores de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas.

La operación llevada a cabo por efectivos del Grupo de Investigación y Protección (GIP) de la Policía Local culminó el pasado 26 de mayo, según han precisado en un comunicado.

Fue ese día cuando localizaron una construcción en la zona de El Boticario y descubrieron la mencionada plantación, además de diversos útiles y herramientas para su cultivo: seis bombillas de alto consumo, cinco transformadores eléctricos, tres pantallas reflectantes y cuatro ventiladores, entre otros.

Tras realizar las gestiones oportunas, los agentes averiguaron que la caseta estaba alquilada por tres individuos de 22, 25 y 33 años, por lo que procedieron a su identificación y posterior imputación, y a su traslado a dependencias policiales.

Los policías locales comprobaron, asimismo, que en las inmediaciones guardaban otros perros de razas similares que no tenían seguros ni documentación, por lo que dieron el aviso al Grupo de Protección de la Naturaleza (Gruprona) de la Policía Local para que realizaran los trámites correspondientes.

Dos de los individuos imputados tienen varios antecedentes, por amenazas, lesiones y malos tratos en el ámbito familiar —el más joven de los tres— y por lesiones y daños, allanamiento de morada, y riña tumultaria, en el caso del mayor.

Consulta aquí más noticias de Málaga.