Marije Fullaondo
Marije Fullaondo, Joseba Permach y Pernando Barrena en marzo de 2006. (Archivo) ARCHIVO

La dirigente 'abertzale'  Marije Fullaondo ha inscrito en el registro del Ministerio del Interior un nuevo partido político llamado Abertzale Sozialisten Batasuna.

Fullaondo fue cabeza de lista a las elecciones europeas del 13 de junio de 2004 por Herritarren Zerrenda, ilegalizada por el Tribunal Supremo al estimar que era sucesora de la ilegalizada Batasuna.

Los estatutos

Según informa Gara, en los estatutos del nuevo partido se apuesta por utilizar "exclusivamente las vías políticas democráticas" para conseguir "la independencia y el socialismo".

El próximo sábado, la izquierda abertzale celebrará un acto en el BEC (Bilbao Exhibition Centre) de Barakaldo (Vizcaya) en el que podría presentar su programa.

Interior remite al fiscal la solicitud de inscripción

El Ministerio del Interior acordó remitir a la Fiscalía la solicitud de inscripción del partido para comprobar si se ajusta a las previsiones de la Ley de Partidos.

De igual modo, ha acordado pedir un informe a la Abogacía del Estado para que determine si el Gobierno debe ejercer las acciones de ilegalización previstas en la citada ley "por poder perseguirse con la inscripción de ASB la continuación o sucesión de la ilegalizada Batasuna".

Si finalmente es ilegalizada, no podría acudir a los comicios municipales y autonómicos del próximo 27 de mayo.

Suspensión desde agosto de 2002

La actividad de Batasuna fue suspendida por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón el 26 de agosto del 2002, cuando ya se había aprobado la Ley de Partidos e iniciado los trámites para su ilegalización, que llegó con la sentencia de la sala del artículo 61 del Tribunal Supremo del 24 de marzo del 2003.

En agosto del 2002 se clausuraron las sedes de Batasuna, que mantuvo su representación institucional porque los cargos son personales, no de los partidos, aunque cambió la denominación de sus grupos, que pasó a ser Sozialista Abertzaleak.

La representación institucional de Batasuna quedó reducida a su grupo en el Parlamento vasco, ya que tras las elecciones de mayo del 2003 se quedó sin cargos en ayuntamientos, las juntas generales de los tres territorios vascos y el Parlamento foral navarro.

En agosto del 2002 se clausuraron las sedes de Batasuna

La izquierda abertzale intentó concurrir a esos comicios, pero el Tribunal Supremo anuló las candidaturas de Autodeterminaziorako Bilgunea (AuB) para los parlamentos forales y otras cerca de 240 listas municipales.

La misma decisión sería adoptada en los comicios europeos de junio del 2004 con la candidatura Herritarren Zerrenda (HZ), mientras que Batasuna decidió, al igual que había hecho en anteriores legislaturas, no presentarse a las elecciones generales de marzo del 2004.

Para las elecciones vascas de la pasada primavera, Batasuna presentó, en un acto celebrado con normalidad en Bilbao, unas listas integradas por sus dirigentes, que fue anulada por los tribunales al igual que las candidaturas posteriores de Aukera Guztiak.

En cambio, sí se aceptaron las listas del Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK-PCTV), para el cual Batasuna pidió finalmente el voto y consiguió nueve parlamentarios.