Netanyahu
Imagen del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. EFE

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, acusó este domingo al movimiento islamista palestino Hamás del "secuestro" de los tres jóvenes israelíes desaparecidos el jueves por la noche en un cruce de Cisjordania.

"Los que llevaron a cabo el secuestro de nuestros jóvenes son gente de Hamás", afirmó Netanyahu al iniciar la reunión semanal del Consejo de Ministros, que de forma extraordinaria tiene lugar en Tel Aviv, cerca del Ministerio de Defensa.

En un comunicado difundido por su oficina, el primer ministro israelí agrega que "se trata del mismo Hamás" con el que el presidente palestino, Mahmud Abás, "ha formado un gobierno de unidad nacional, y eso tiene graves consecuencias".

Los tres jóvenes —Naftalí Frenkel, Gilad Shaer y Eyal Yifrah, de entre 16 y 19 años— subieron el jueves a un coche en un conocido cruce de Cisjordania, y desde entonces están desaparecidos.

Este sábado, en una rueda de prensa al concluir la jornada del 'shabat', el primer ministro vertió toda la responsabilidad en la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y en su presidente, aunque evitó lanzar una acusación directa contra el movimiento Hamás.

"Esta mañana —por este domingo— puedo decir lo que evité decir anoche —por este sábado— antes de la ola de arrestos de activistas de Hamás en Judea y Samaria (nombres bíblicos para Cisjordania)", explicó el primer ministro, dando a entender que no lo hizo para no perjudicar a una redada nocturna en el distrito de Hebrón que ha acabado con más de 80 palestinos arrestados.

Búsqueda y toque de queda

Este domingo, las fuerzas israelíes han concentrado la búsqueda un poco más al norte, en el distrito de Belén, cerca de donde se produjo la desaparición. El paradero de los tres jóvenes se desconoce por el momento, pero miles de agentes de policía y soldados revisan casa por casa varias aldeas en la parte sur del distrito de Belén.

El Ejército israelí ha impuesto el toque de queda en la zona y no permite que nadie salga ni entre en ella, dijeron fuentes militares.