Más de 40 vecinos denuncian al tío de la Duquesa de Alba por invadir un camino público

  • Parte de los vecinos empiezan a declarar este lunes en un juzgado de Majadahonda contra el Duque de Berwick.
  • En 2013 el aristócrata cerró el acceso al camino Los Romanillos y la vía pecuaria Cordel Segoviano, ambos protegidos.
  • Jacobo Fitz-James Stuart y Gómez y Javier Fitz-James Stuart de Soto tienen una finca de 850 hectáreas entre Boadilla y Majadahonda.
  • Ambos aristócratas, imputados, son tío y sobrino de la actual Duquesa de Alba: declaran el 12 de junio.
  • Los Ayuntamientos de Majadahonda y Boadilla también se han sumado a la denuncia vecinal.
  • El duque ya intentó en 2004 que Majadahonda le reclasificara parte de la finca para construir pisos protegidos.
Vallado que impide el acceso al camino público Los Romanillos.
Vallado que impide el acceso al camino público Los Romanillos.

Prohibido el paso. Y al lado del cartel, una verja y cadenas. Este lunes declaran en el juzgado de instrucción número 1 de Majadahonda 20 de los 42 vecinos de Boadilla del Monte y Majadahonda (dos localidades del oeste de Madrid) que el 29 de enero de 2013 denunciaron a Jacobo Hernando Fitz-James Stuart y Gómez, de 67 años, duque de Berwick y tío de la actual duquesa de Alba, y a Javier Fitz-James Stuart de Soto, de 48 años, conde de Montalvo y sobrino de la duquesa de Alba, por invadir el camino público Romanillos y la vía pecuaria Cordel Segoviano, ambas zonas protegidas.

Los dos aristócratas gestionan la finca Romanillos, 850 hectáreas distribuidas en Boadilla y Majadahonda, a través de una empresa del mismo nombre. En enero del año pasado empezaron a vallar parte de la finca, lo que impedía el acceso al camino público y cortaba la vía pecuaria. Lo hicieron bajo el pretexto de que el Ayuntamiento de Boadilla les había dado licencia, pero solo para acotar una zona, no para cortar el acceso al camino, que es de titularidad municipal. Los dos nobles han sido imputados y declararan el 12 de junio. El vallado metálico alcanza unos dos kilómetros, 300 metros más de lo autorizado.

La asociación vecinal y ecologista Amigos de los Caminos decidió denunciar a los dueños de la finca en enero de 2013, seis días después de que se empezaran a colocar los vallados. 42 vecinos y miembros de la asociación declararán entre el lunes y el martes, según el auto al que ha tenido acceso 20minutos. Jaime Benavides, portavoz de la asociación, denuncia la pasividad de los Ayuntamientos de Majadahonda y Bodilla, "que aunque ya se han sumado a la denuncia que pusimos, fueron negligentes porque les avisamos de lo que iba a ocurrir mucho antes de que los dueños de la finca empezaran a vallarla y a cerrar el paso al camino y a la vía pecuaria". Los dos Consistorios han denunciado en abril de este año, más de un año después de lo hiciera la asociación.

La causa aglutina ya diez tomos de documentación. Los caminos son de titularidad municipal y las vías pecuarias dependen de la Comunidad Autónoma. Hay informes del Seprona de la Guardia Civil y de la Policía Local de Boadilla contra el cierre del camino y la vía pecuaria. A pesar de ello, las vallas persisten y los aristócratas han contratado a un vigilante de seguridad que impide el paso, vigilante que también ha sido llamado a declarar el día 12 de junio. La Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, por su parte, ha puesto en marcha un expediente sancionador. El Ayuntamiento de Boadilla asegura a este diario que el camino es público, y así está registrado. "Hay dos denuncias nuestras contra los administradores de la finca Romanillos, y una orden de ejecución que les ha obligado a tener el camino abierto", explica el concejal de Urbanismo Miguel Ángel Ruiz.

Dentro de un parque regional

La finca Romanillos pertenece al Parque Regional de la Cuenca Media del Manzanares, por lo que es un espacio protegido. En él se puede cazar, pero no plantar cereales y girasoles, algo que la asociación denuncia que se está haciendo. En febrero de este año, UPyD solicitó en la Comisión de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Asamblea de Madrid, "que se realice el deslinde (señalización) de la vía pecuaria Cordel Segoviano a su paso por la finca Romanillos, entre los términos municipales de Boadilla del Monte y Majadahonda", para su protección.

En julio de 2004, el Duque de Berwick, solicitó al entonces alcalde de Majadahonda, el imputado en la trama Gürtel Guillermo Ortega, que le clasificara como suelo urbanizable 37 hectáreas de la finca Romanillos que no estaban dentro del Plan Regional del Guadarrama, y por tanto con menor protección. En un documento en el que ha tenido acceso este diario, Jacobo Hernando Fitz-James Stuart y Gómez proponía al alcalde construir en esas hectáreas pisos del Plan de Vivienda Joven de la Comunidad, un proyecto inviable que nunca se acometió.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento