El delegado del Gobierno en Melilla, José Fernández Chacón, anunció que el barco que viaja desde Francia  para reparar el cable submarino de fibra óptica que causó la avería el pasado lunes llegará  en los próximos días. El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha abierto un expediente a Telefónica, propietaria de la instalación averiada, por el incidente  y solicita a la compañía información detallada sobre los usuarios afectados y la activación de los planes de contingencia. Granada también se quedó sin luz ayer durante una hora por una avería en el suministro eléctrico.