5.000 personas aisladas en sus pueblos y 5.837 chicos, sin clase
Burgos capital se levantó ayer con un gran manto de nieve. 34 puertos tuvieron ayer problemas. (Efe)
El segundo día de temporal de nieve complicó aún más la situación en varias provincias de la comunidad, sobre todo en Palencia y Burgos. En la primera de ellas, 59 localidades del norte (Aguilar de Campoo, Guardo y Cervera de Pisuerga) quedaron aisladas por carretera, con lo que sus 5.000 habitantes no pudieron salir de sus municipios.

En Burgos, la gran nevada caída durante la jornada del martes, que dejó una capa entre 10 y 20 centímetros en la capital, obligó a trabajar duro a los integrantes del dispositivo de emergencias: 74 máquinas quitanieves circularon al unísono por la mañana, al tiempo que se esparcían 6.500 toneladas de sal en las carreteras y 350.000 litros de salmuera, un líquido preparado a base de sal.

Camiones retenidos

Este esfuerzo, unido a una mayor bonanza de la meteorología, permitió que en torno a las 10.30 horas reemprendieran la marcha cerca de 1.000 camiones que pasaron la noche en las estaciones de servicio, ante la prohibición de circular en la vía AP-1, que une Burgos con Irún. También en Palencia 185 transportistas estuvieron retenidos varias horas.

Sin colegio

Asimismo, 5.837 escolares de 655 municipios de la región no fueron a clase al suspenderse las rutas de autobús. 3.350 eran de Burgos, 1.144 de Palencia y 983 de León.

En Valladolid. Sólo cayeron unos cuantos copos.

Mañana, mejora. Hoy seguirá el frío, aunque la cota de nieve asciende a los 1.000 metros. Mañana, 12 grados.

Otras cuatro regiones, en alerta

Asturias, Cantabria, País Vasco y Navarra fueron las otras comunidades españolas afectadas por el temporal de frío y nieve. El País Vasco, después de Castilla y León, fue la más perjudicada y una decena de colegios cerraron y muchos autobuses y trenes se suspendieron. También se produjeron problemas eléctricos en algunos pueblos. En Navarra, el aeropuerto de Noáim estuvo cerrado durante la mañana.