Un inspector de la Brigada Provincial de Información de Madrid afirmó durante el juicio que su grupo tenía constancia desde 2003 de la existencia de reuniones radicales de varios integrantes de la célula de terroristas que perpetró la masacre de marzo de 2004. Además, indicó que se inició el seguimiento de varios de los acusados en marzo de ese mismo año (2003).

En la misma jornada declaró un miembro de la Unidad Central de Información Exterior (UCIE), que identificó a Abdelmajid Bouchar como la persona a la que persiguió el 3 de abril de 2004 después de que éste saliera corriendo del piso de Leganés.

Tras él, el jefe del Operativo GEO que trató de desalojar a los suicidas aseguró que la opción de obligar a los terroristas de salir de la casa era «la menos mala», ya que otras opciones hubieran puesto en juego la vida de los agentes y de los mismos terroristas porque sabían que tenían explosivos. El agente señaló que ofrecieron un emisario para negociar que rechazaron.

Identifican a ‘El Chino’

Por la mañana, otros dos testigos reconocieron a Jamal Ahmidan, El Chino, como la persona que alquiló en enero de 2004 la finca de Chinchón, aunque con una identidad falsa.

Especial sobre el 11M y toda la información en directo del juicio en www.20minutos.es