El accidente se produjo sobre las 9.30 h en la calle Sipiri, y los sanitarios desplazados allí nada pudieron hacer por salvar su vida. Al parecer, según los primeros datos analizados por la Ertzaintza, el conductor podría haber sufrido una afección cardíaca.